| 11/28/2006 12:00:00 AM

El tire y afloje de la Bolsa

En medio del escándalo de la para-política, el IGBC pierde y gana terreno de un día para otro. ¿Ruido político o inestabilidad general de los emergentes? Todo parece indicar que, por ahora, los movimientos políticos no tocan la Bolsa.

La Bolsa de Valores de Colombia inició esta semana con una caída de 3,05%. Los medios de comunicaciones, tanto nacionales como internacionales, relacionaron este comportamiento bajista del mercado de valores colombiano con la crisis política que está viviendo el país por cuenta de vínculos que se han destapado recientemente entre la clase dirigente y el paramilitarismo.

Pero 24 horas después la Bolsa recuperó parte del terreno perdido gracias a un alza de 2,2% que llevó al IGBC a treparse nuevamente por encima de los 10.000 puntos (cerró el martes a 10.153,53) luego de que en la rueda se negociaron acciones por $201,5 mil millones en 4.047 operaciones. La acción más negociada fue Suraminv con $55,9 mil millones. Este papel subió 2,92% y cerró en $17.640. El título con la mayor alza fue Acerías Paz del Río (5,94%) con un precio de cierre de $53,5. Por su parte, en el mercado interbancario se negociaron US$1,118.38 millones en 1711 operaciones.

Este comportamiento alcista desvirtúa en parte la relación de causa - efecto que vislumbraron unos y otros entre el ruido político producto de la crisis y la caída que sufrió la Bolsa el día lunes. Lo cierto es que aunque el escándalo político siguió creciendo como bola de nieve (nuevos congresistas han sido llamados a declarar, entre ellos, Álvaro Araújo), en la Bolsa de Colombia no se agudizó la caída, ni el peso se devaluó frente al dólar (el precio promedio de la divisa estadounidense fue de 2,317.27 pesos, perdiendo 3,37 pesos frente a la TRM de hoy que es de 2.320,64 pesos). ¿Qué está pasando entonces?

La respuesta podría estar en que al mercado de valores de Colombia lo afecta más la evolución de los mercados internacionales, que lo que ocurra internamente con sus políticos de turno. Si ello fuere cierto, la caída del lunes se puede atribuir al fenómeno bajista que vivieron la mayor parte bolsas latinoamericanas, principalmente las de Argentina, Brasil y México que tuvieron caídas de 2,65%, 2,02% y 1,41% respectivamente. En el comportamiento de los emergentes y de sus monedas locales puede estar la respuesta al tire y afloje del IGBC en los últimos días.

Según Julián Cárdenas, analista senior de la firma Corredores Asociados, el ajuste sufrido por la Bolsa colombiana tiene su explicación en los movimientos de los mercados internacionales. La debilidad del dólar frente al euro y la caída en el precio de las acciones en Estados Unidos, están entre los factores que más afectan a mercados como el colombiano.

El mercado accionario en Estados Unidos inició la semana con una jornada de caídas por una nueva toma de utilidades que llevó al índice accionario Dow Jones a caer 1.29% (cerró en 12.121 unidades) alcanzando el nivel más bajo desde el pasado 9 de noviembre (12.103,43 unidades).

Para Cárdenas, la debilidad que viene registrando el dólar frente a las principales monedas del mundo y el repunte puntual del precio del petróleo y de sus derivados, han generado menores expectativas de ingreso para algunos emisores en Estados Unidos, comportamiento que ha presionado a la baja a mercados emergentes como Colombia, Brasil y México.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?