| 11/23/2011 6:00:00 PM

El ‘swat’ anti pobreza

Estos cinco megagerentes serán los encargados de rescatar al país de sus problemas más trascendentales y apremiantes: desigualdad, violencia y pobreza.

El país marcha por buen camino. Mientras la sensación de seguridad aumenta, la economía va creciendo al 5%. El optimismo está desbordado, pero los retos pendientes son enormes: más de 40% de la población está en la pobreza y en muchas zonas la violencia y el tráfico de drogas son ley. Hay desafíos en primera infancia, mujeres, minorías, reparación de víctimas y redistribución del ingreso.

Todavía no se puede cantar victoria: la deuda del país con los menos favorecidos es histórica y debe ser prioridad resolverla: es la única forma de quitarle combustible al conflicto en Colombia.

Para consolidar las estrategias con las que el país dará este salto, el gobierno Santos creó el Departamento para la Prosperidad Social, que quedó en manos de Bruce Mac Master, un economista cartagenero, que ya se puso el overol para sacar adelante el reto más importante de su vida. El sector social, como ahora se le conoce, cuenta con un presupuesto de $7,8 billones anuales en programas como Familias en Acción, Red Unidos, además de los del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

El nuevo cargo tiene rango ministerial y por eso participará de los Consejos de Ministros y los Conpes, que son las más altas instancias de decisión del gobierno central.

El pasado 16 de noviembre, el sector tuvo su primera junta directiva. A ella asistieron todos los funcionarios con responsabilidades en el sector. Álvaro Balcázar será el encargado de la Unidad Administrativa de Consolidación y Reconstrucción Territorial. Su tarea es lograr presencia efectiva del Estado en 51 municipios de 12 departamentos, afectados por la violencia y el narcotráfico.

En el equipo también está Diego Molano, a quien el presidente Santos encargó de sacar adelante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

Samuel Azout es el director de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema, cuyo programa bandera es la Red Unidos en la que convergen las instituciones del Estado que ofrecen servicios a la población más vulnerable. Paula Gaviria es la directora de la Unidad de Atención y Reparación de Víctimas.

La agenda social es la prioridad, pues es la única manera de equilibrar las cargas para toda la población. Este es el cuerpo de élite a cargo de la compleja tarea.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?