| 5/20/2012 8:00:00 PM

El recorrido de la llama olímpica

La antorcha olímpica, que partió desde el punto más occidental de Gran Bretaña, recorrerá casi 13.000 kilómetros para prender el espíritu olímpico en todos los rincones del Reino Unido.

La llama llegará el 27 de julio al Estadio Olímpico para encender el pebetero de Londres 2012, pero antes alumbrará durante su camino las cuatro naciones del Reino Unido -Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte-, así como la capital irlandesa, Dublín.

A pie, en motocicleta, a caballo, en tranvía, en bicicleta, en tren, en barco o incluso en globo aerostático, la antorcha diseminará el espíritu olímpico desde las arenosas playas de Cornualles a las verdes colinas de Escocia. Desde la deshabitada campiña inglesa a las ajetreadas urbes británicas.

La ruta, que durará 70 días y en la que participarán unos 8.000 relevistas, ha sido diseñada para que la llama se encuentre en algún momento del recorrido a menos de 16 kilómetros del 95% de la población británica.

El Lago Ness en Escocia, el monumento a la independencia escocesa dedicado a William Wallace, el castillo medieval de Caerphilly en Gales o las ruinas de Stonehenge en Inglaterra son algunos de los puntos más emblemáticos por donde pasará la llama, que en total recorrerá 1.019 localidades británicas.

En su ambición de abarcar todos los rincones del Reino Unido, el Comité Organizador de Londres 2012 también hará llegar la procesión a la isla de Man entre Inglaterra e Irlanda y a las remotas islas Shetland, Orkney y Lewis, en el mar del Norte.

Después de recorrer las principales ciudades británicas como Belfast, Cardiff, Edimburgo, Liverpool, Manchester o Leeds, además de Dublín, la llama llegará el día 10 de julio al palacio de Windsor, donde será recibida por la reina Isabel II.

De ahí seguirá su periplo por la costa sur de Inglaterra hasta adentrarse en Londres el día 21 de julio, una semana antes del inicio de los trigésimos Juegos Olímpicos de la era moderna.

En la capital británica, la antorcha recorrerá todos los barrios y pasará por algunos de los principales focos de atención turística como la Torre de Londres o el Palacio de Westminster, su última parada antes de su entrada triunfal en el Estadio Olímpico.

Durante estos 70 días, la llama pasará de mano en mano de unos 8.000 portadores, la mitad de ellos de entre 12 y 24 años, que se relevarán cada 300 metros.

Muchos de los relevistas han sido escogidos por su "inspiradora" historia de superación personal, acorde con el espíritu olímpico.

Entre ellos se encuentra Simon Wakely, un chico de 15 años con una severa discapacidad que aprendió a nadar, Holly Hammel, una de las componentes del equipo paralímpico de gimnasia rítmica británico, o Simon Brown, un exsoldado británico al que un disparo dejó ciego en la guerra de Irak mientras protegía a sus compañeros.

Todos tendrán que poner su grano de arena para prender el espíritu olímpico entre la población británica que, hasta el momento, no se ha mostrado excesivamente ilusionada con este evento. 

La llegada desde Grecia

La delegación de Londres 2012 recibió el pasado jueves la entrega del fuego sagrado de Olimpia en el Estadio Panathinaico, lugar que albergó los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en 1896, y el viernes, entre una fuerte lluvia en Atenas, partió hasta el Reino Unido.

La llama fue escoltada desde Atenas por la princesa Ana de Inglaterra, el presidente del Comité Organizador de Londres 2012, Sebastian Coe, el futbolista David Beckham y el alcalde londinense, Boris Johnson.

La llama viajó en un recipiente diseñado especialmente para mantener la llama encendida hasta que la "Luciérnaga" de BA, un avión dorado con el emblema de Londres 2012, aterrizó en la base militar, situada en el punto más occidental de Gran Bretaña, donde inició su recorrido.

Este domingo se desplaza desde la ciudad de Plymouth (suroeste de Inglaterra) hasta Exeter en la segunda jornada de su trayecto de cara a los Juegos Olímpicos de Londres, que comenzarán el 27 de julio.



EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?