| 2/15/2011 12:15:00 PM

El presidente de Telefónica augura un año de acuerdos en el mundo digital

El presidente de Telefónica, César Alierta, afirmó hoy que 2011 va a ser muy importante para llegar a acuerdos entre operadores de red y de contenidos y para hacer avanzar el mundo digital.

Alierta intervino hoy en la sesión inaugural oficial de las conferencias del Mobile World Congress, que se celebra en la ciudad española de Barcelona.

El presidente de Telefónica señaló a la prensa que éste es el congreso más importante que se ha celebrado hasta ahora, ya que "por primera vez se han planteado todos los problemas de la industria a largo plazo para hacer el mundo digital".

Aseguró que existe consenso en que "todos tenemos que contribuir" de una forma simétrica para impulsar el mundo digital, de manera que "estemos en igualdad de condiciones", ya que en los últimos años "los operadores no lo estamos con otros jugadores".

A su juicio, las autoridades tienen que fomentar la competencia y la apertura, que es lo que quieren los consumidores, para que todos los actores del mundo digital contribuyan a los costes del sistema.

En ese sentido, el presidente de Telefónica añadió que hay conversaciones y que este año va a ser fundamental para cerrar acuerdos.

El Mobile World Congress constituye un escenario propicio para el diálogo entre los máximos dirigentes de las grandes operadoras y proveedores de contenidos en Internet que se dan cita cada año.

En su intervención, Alierta abogó por nuevos modelos de negocio donde es esencial la cooperación entre los distintos agentes de la industria.

Agregó que hay que estrechar lazos con proveedores de contenidos para garantizar el crecimiento y la sostenibilidad del ecosistema global de Internet, que requiere un nuevo mundo y una nueva economía digital.

La sesión la abrió Robert Conway, responsable de la organización GSMA, quien destacó que hay 400 millones de conexiones de alta velocidad móvil HSPA en el mundo, un 100% más que en 2009.

Además, dijo, ya hay 18 redes de la nueva tecnología de cuarta generación LTE funcionando en el mundo y existen 184 operadores con planes para implantar esa tecnológica de banda ancha.

El consejero delegado de Telecom Italian, Franco Bernabe, moderó a continuación una mesa redonda en la que participaron el presidente de Telefónica y los consejeros delegados de Vodafone, Vittorio Colao; de ATT, Randall Stevenson; de América Móvil, Daniel Haij, y de China Mobile, Wang Jianzhou.

Todos coincidieron en señalar la explosión del mundo digital y la necesidad de encontrar fórmulas para conseguir rentabilidad de los nuevos productos.

El presidente de Telefónica y el consejero delegado de Vodafone insistieron en la necesidad de que se adopte una regulación mínima que prime la competencia y la inversión.

Alierta destacó el papel que desempeñan los operadores de telecomunicaciones, que se sitúan en el centro de este escenario como plataforma que permite ofrecer los servicios que se demandarán en el nuevo mundo digital.

Añadió que éstos son ya los principales contribuyentes a la inversión y al empleo en esa industria, y que los nuevos retos se tienen que afrontar con una estrategia de alianzas y cooperación con el resto de los agentes del sector.

El presidente de Telefónica señaló, también, que el desarrollo de las redes de nueva generación y la mejora de las ya existentes son la clave para garantizar los crecimientos futuros de la industria.

Indicó que las estimaciones de los analistas indican que los operadores invertirán 90.000 millones de euros (unos US$121.600 millones) entre 2010 y 2014 en redes fijas y móviles.

Pero para atender las mayores necesidades de capacidad de las redes, precisó, se necesitarán inversiones adicionales de casi 150.000 millones de euros (alrededor de US$202.650 millones), sobre todo para desplegar fibra óptica.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?