| 2/15/2012 6:00:00 PM

El poder detrás del trono

Estos son los seis expertos que le hablan al oído al gerente del Banco de la República, al Ministro de Hacienda y a los cinco codirectores de la entidad. Dan la pauta para tomar decisiones en temas tan sensibles como las tasas de interés y el dólar.

El más reciente aumento en la tasa de interés del Banco de la República causó sorpresa entre muchos sectores. La revaluación y una inminente crisis en Europa hicieron que la mayoría de analistas esperara, cuando menos, que el Emisor se mantuviera quieto en esta coyuntura. Pero el Banco hizo todo lo contrario. ¿Cómo llegaron los miembros de la Junta Directiva del Emisor a esta conclusión?

Toda la información con la que los miembros de la Junta Directiva del Banco fundamentan sus decisiones es suministrada por la Gerencia Técnica de la entidad, que es el verdadero poder detrás del trono en materias tan sensibles como tasas de interés y mercado del dólar.

Se trata de cerca de un centenar de profesionales que hacen los cálculos matemáticos y las proyecciones que permiten tomarle el pulso a la economía del país, y luego presentan los números a la Junta. Pese a los estereotipos, allí no solo llegan economistas, bogotanos y egresados de la Universidad de los Andes; hay una ingeniera industrial y un estadístico, así como profesionales de las universidades de Antioquia, Javeriana, Nacional y del Valle. Todos tienen doctorado o maestría en el exterior y en promedio llevan 15 años trabajando en el Emisor. 

Por esta oficina han pasado, José Darío Uribe, actual gerente del Banco, y Juan Carlos Echeverry, ministro de Hacienda; así como reconocidos economistas de la talla de Hernando José Gómez, Alberto Carrasquilla, Armando Montenegro, Sergio Clavijo y Roberto Steiner, entre otros. Este es el verdadero semillero de la institución.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.