| 7/15/2009 12:00:00 AM

El plan de inversiones de EEB

El grupo Empresa de Energía de Bogotá aumentará su capacidad de transporte de gas. A través de REP y CTM en Perú, planea inversiones por US$200 millones en transmisión de energía. Analiza la posibilidad de adquirir Isagén y expandirse con compras en Huila y Meta.

Cerca de US$780 millones en inversiones en transporte de gas tiene planeadas el Grupo Empresa de Energía de Bogotá hasta 2012. El grupo está compuesto por la Transportadora de Gas Internacional (TGI) y Transcogas.

“Esas inversiones se dividirían en dos frentes: el primero, interno, con dos proyectos de expansión – Cusiana y Ballenas-Barranca- que permitirían aumentar en 63% la capacidad de transporte, es decir, 250 millones de pies cúbicos diarios adicionales. Estas inversiones suman más de US$500 millones y deben estar listas antes del primer semestre de 2011”, explicó Gabriel Turbay, presidente de TGI.

El segundo frente es externo y tiene que ver con la operación que ganó la compañía en Perú con la construcción de un gasoducto de 280 kilómetros en la región de Ica, que entra en operación en 2012 y tiene una inversión de US$280 millones.

En el campo de transmisión de energía, el grupo EEB planea participar en dos convocatorias internacionales en Colombia. Una que bordea a Bogotá desde Zipaquirá hasta Usme y garantiza la estabilidad al sistema en una región que se viene expandiendo, y la otra en Cartagena. Ambas deben quedar adjudicadas este año y se estima que las inversiones para la empresa que gane, ascenderán a US$110 millones.

En su operación en Perú, donde tiene el 40% de REP y CTM, se estiman inversiones en los próximos años por US$200 millones en ampliaciones.

Según Mónica de Greiff, presidenta del Grupo EEB, las inversiones planeadas están financiadas con recursos propios de las compañías y con financiación local y hacen parte de la estrategia de la compañía de tener más peso en sus ingresos en la operación de empresas que en inversiones no controladas.

Entre los planes futuros analiza varias posibilidades. Por una parte, está analizando la capitalización de TGI el año entrante por un valor cercano a US$350 millones y que se hará a través de la estructuración que recomiende una banca de inversión. Por otra, su expansión local. “Estamos estudiando la posibilidad de participar en la venta de las acciones del Estado en Isagen y en la compra de electrificadoras, como podría ser la del Huila y aumentar nuestra participación en la del Meta”, agregó De Greiff.

Por otro lado, busca una mayor presencia internacional en países como Chile y algunos de Centroamérica, pero tiene como principal objetivo Brasil. “En ese país se están instalando cerca de 5.000 megavatios de generación anuales y eso requiere líneas de transmisión”, explica Henry Navarro, vicepresidente de planeación del grupo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?