| 11/27/2006 12:00:00 AM

“El país debe confiar en nuestras cifras”

En medio de dudas y controversias alrededor de la credibilidad de los datos del DANE, su director, Ernesto Rojas Morales, anunció que en el país hay 622.118 colombianos más de los que arrojó el censo pasado.

Colombia tiene una población de 42,09 millones de personas (49% hombres, 51% mujeres) según la última información arrojada por el Departamento Nacional de Estadística (DANE).
 
La diferencia entre el primer resultado del censo y la cifra actual (622 mil personas), corresponde a un margen de error de 1,48%, cifra que para el director de la entidad, Ernesto Rojas Morales, es muy bajo comparado con el margen de error del censo de 1993 que fue de 15%.

Para Rojas, la desconfianza en los datos y cifras estadísticas por parte de algunos dirigentes como el alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez, es preocupante: “es un asunto tan grave como si el paciente no confiara en el laboratorio que va a analizar su sangre para diagnosticar si está bien de salud o si padece algún tipo de enfermedad”. Aseguró además que el proceso censal es tan tecnificado, elaborado y controlado que no es posible la manipulación de sus cifras.

Según el DANE, el margen de error corresponde en un 1,22% a omisiones de cobertura geográfica (zonas de difícil acceso o con problemas de orden público) y en un 0,26% a omisiones por contingencias en la transferencia de los datos (formularios que no llegaron a la base de datos). La nueva cifra poblacional no es producto de nuevas visitas a los sitios que presentaron problemas sino que salió del análisis de informaciones obtenidas en el proceso de recolección de datos.

En el caso de Cúcuta, en donde el alcalde anunció que realizará un nuevo censo para demostrar que su población es mayor a la que registra el DANE, el director Ernesto Rojas aceptó que en ese caso en particular se dejaron de censar 3 veredas con 376 habitantes, pero afirmó que “el alcalde cucuteño no debe preocuparse por las transferencias pues la participación de la población de su ciudad aumentó con respecto al Censo de 1993 y porque además el Presidente Álvaro Uribe ya anunció que compensará a los municipios cuya participación haya decrecido”.

La cifra que manejaba el Departamento de Planeación Nacional de 3 millones de colombianos desplazados no corresponde a la realidad según el director del DANE: “sólo 416.215 colombianos admitieron haber migrado a otro lugar del país por amenazas contra su vida. De los 4,5 millones que dijeron haberlo hecho por motivos familiares, estimamos que 340.000 cambiaron de municipio por seguir a un familiar desplazado por la violencia. Así que sumando ambas variables, los desplazados en Colombia no pueden sumar más de 756.215 personas”.

El índice de necesidades básicas insatisfechas (NBI) se redujo diez puntos porcentuales entre 1993 y 2005. La variable pasó de 35,8% a 25,8% e indica que del total de personas que viven en los 10 millones de hogares que hay en el país, aproximadamente la cuarta parte de ellas no satisfacen sus necesidades básicas pues padecen una o varias de las siguientes variables: viviendas inadecuadas, servicios básicos insatisfechos, hacinamiento, inasistencia escolar o alta dependencia económica. Córdoba, Chocó, Sucre, Guanía, Vaupés, Vichada y La Guajira, son los departamentos que tienen a más de la mitad de su población viviendo en hogares con NBI. Por su parte, el número de personas que viven en condiciones de miseria también se redujo entre censo y censo: pasó de 14,9% a 9%.

Sobre los modelos de proyección, el funcionario anunció que están en construcción y que el DANE los presentará el otro año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?