Revista Dinero

Felipe Bernal será el nuevo gerente de la compañía.

| 11/10/2009 7:00:00 AM

El nuevo al mando en Pedro Gómez & Cia

El empresario Pedro Gómez Barrero se retira de la presidencia de su firma luego de 40 años dedicados a la creación y construcción de centros comerciales y múltiples soluciones de vivienda. Felipe Bernal Ángel, será el nuevo gerente de la compañía.

Hace más o menos 14 o 15 años, Felipe Bernal Ángel, el nuevo gerente de Pedro Gómez & CIA y quien reemplazará a reconocido empresario y constructor, inició labores en la compañía Conconcreto, donde pasó por varias áreas hasta llegar a ser el representante legal de Espacios Inmobiliarios. Luego pasó a gerenciar Diseño Urbano, por algo más de un año y durante dos años y medio trabajó en la firma constructora Arias, Serna y Saravia.

“Gracias a Korn/Ferry International me pude reunir con Pedro Gómez, hablar de los proyectos que tiene, la visión de vida mía y encontramos que había muchas cosas en común”, sostiene sonriente el nuevo gerente de la organización Pedro Gómez & CIA.

Bernal Ángel, ingeniero Civil de la Universidad de los Andes, cuenta con una maestría en estructuras del Georgia Tech Institute en los Estados Unidos y una especialización en Finanzas de la Universidad de los Andes.

El nuevo gerente iniciará labores el próximo 17 de noviembre.

Por ahora, Pedro Gómez Barrero, quien ahora se dedicará a su familia y a la Fundación Compartir, se mantendrá en la compañía. Todos los empleados le empezarán a reportar al nuevo gerente y ambos, diseñarán una estrategia para la compañía acorde con las necesidades que requiera el mercado.

Pedro Gómez es una empresa constituida desde el 12 de agosto de 1968. A lo largo de sus 40 años de existencia ha desarrollado múltiples proyectos de vivienda, comercio y hotelería entre otros.

¿Qué significa para usted llegar a este importante cargo?
Para todos, no sólo para las personas en general sino para todo el gremio, Pedro Gómez & CIA es una empresa respetada, con grandes proyectos inmobiliarios diferenciadores, pero con un gran sentido social, tanto por la generación de empleo, cómo por la calidad de vida que ofrece en sus proyectos. El gran reto y quizá uno de los más importantes es continuar esa misma línea y trayectoria de Pedro Gómez Barrero, reforzanado con unas bases sólidas y fuertes, el crecimiento que ya trae y que ha sido característico en la compañía. Estoy feliz, he trabajado duro, estoy optimista y espero continuar con esa trayectoria de crecimiento que hasta el momento ha tenido la compañía. Con mi llegada, diversos sectores pueden esperar una continuidad en términos financieros y de crecimiento de la compañía.

¿Cómo es reemplazar a una persona del reconocimiento de Pedro Gómez?
A un señor como él es muy complicado reemplazarlo, es imposible. Esto es más una sucesión y lo que él está buscando con esta decisión responsable para con la empresa, la gente y demás, es asegurar la continuidad de su legado y sus ideas. El gran desafío para mí como nuevo gerente de la organización es poderle dar esa prolongación a ese legado que él deja y hacer de Pedro Gómez & CIA, una empresa que asegure y desarrolle más el crecimiento.

¿Qué piensa de los relevos generacionales?
Son necesarios. Una empresa tan importante como esta, liderada por un hombre tan importante, respetable y visionario como Pedro Gómez, requiere en un momento determinado que generaciones nuevas continúen con estos legados y pongan a las empresas arriba. Morirse con las organizaciones no es responsable con la misma industria, los clientes y con la propia gente.

¿Cómo ve la construcción en el país?
La veo con muchas tareas por hacer y con varias cosas por organizar, pero por fortuna comparándola con otros países de Latinoamérica, es una industria seria. La dinámica está mejorando y reactivándose en Colombia. Lo que ocurrió en el sector en los dos últimos años, que fue una desaceleración en el número de unidades iniciadas o transadas, no es nada diferente a la adaptación de las necesidades del mercado, pero hacia delante lo que se puede ver es que hay una tendencia al alza. Seguramente los próximos años este negocio tendrá una ola positiva y seguramente estaremos a la vuelta de cinco o seis años volviendo a desacelerar, pero es algo normal en esta industria. Lo importante para estas empresas es estar preparado para ello.

¿Qué tanto afectó la crisis económica al sector?
Golpeó más a unos estratos que a otros. Los altos, por tradición, son inversionistas y conocedores de lo que ocurre afuera. Son cuidadosos y cautos, por lo que sintieron una desaceleración notoria en sus ventas, porque la gente fue precavida al momento de invertir. Para el resto de estratos, se puede ver que sigue existiendo una demanda y oferta. El impacto de lo ocurrido en Europa y en Estados Unidos, en Colombia se vio reflejado en los estratos altos, los cuales son más inversionistas que compradores. Considero que una vez que las aguas se calmaron en el exterior, en el país se siente cómo los estratos altos están invirtiendo y apoyando un sector que frente a cualquier otro indicador de inversión, nunca ha mostrado señales negativas, todo lo contrario, ha tenido una tendencia alcista.

¿Hacia dónde enfocará sus esfuerzos?
La organización continuará enfocándose en desarrollar todo tipo de proyectos, desde vivienda de interés social, estrato medio y alto e indudablemente los centros comerciales serán la apuesta. También se mirará con detenimiento todo el tema de renovación urbana, un mercado que se quiere desarrollar y donde vemos una excelente oportunidad tanto para los empresarios como para la ciudad. Hay zonas en las que ya es evidente un deterioro y es allí donde vemos que hay grandes oportunidades para construir nuevos proyectos inmobiliarios. Buscaremos otros proyectos como los de la Felicidad, en Bogotá, para llevar más soluciones a la población.

¿Cuáles serán los proyectos bandera en lo que trabajará?
Sin duda uno será la construcción en el occidente de Bogotá de La Felicidad, un proyecto que sin duda como lo fue Salitre en su momento, esta será una oportunidad de brindarles a los bogotanos nuevamente el concepto de ciudad. Los constructores lo que podemos hacer usualmente es desarrollar edificios sobre lotes. Este proyecto lo que brindará es la posibilidad de tener un club social cerca, centros comerciales, parques con muchas zonas verdes, y un sinfín de valores agregados, que generarán además de una alta valorización, calidad de vida. Igualmente se creará empleo para muchas personas durante varios años.

De la misma manera, la idea es construir más centros comerciales en diferentes partes del país, como hasta hora se ha hecho y entrar a ciudades intermedias donde también existe una oportunidad fuerte que genere óptimos resultados tanto para la compañía, como para los habitantes de esos lugares. Hay que mirar qué ciudades están necesitando estos lugares y entrar con todo para suplir esas necesidades.

¿Piensa expandir la compañía a mercados internacionales?
En el exterior por ahora no tenemos contemplado nada, pero posiblemente más adelante miraremos hacia afuera, a otros mercados, pues Colombia es líder en el tema de desarrollo inmobiliario y seguramente encontraremos oportunidades muy interesantes.

¿Los extranjeros siguen viniendo al país a invertir en proyectos inmobiliarios?
La confianza y las ganas que tienen los inversionistas son contundentes. Hace unos años la mayoría de ellos eran locales, pero cada vez es más común recibir propuestas bien atractivas de los extranjeros interesados en invertir en proyectos inmobiliarios en suelo colombiano, de gran envergadura e impacto para las ciudades.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×