| 12/2/2007 12:00:00 AM

El sí y el no

Hugo Chávez asegura que el referéndum de hoy propone cambios que consolidan su "socialismo del siglo XXI", pero sus adversarios consideran que lo que en verdad pretende es imponer el "totalitarismo".

El presidente planteó la dicotomía en que: "el que vote por 'si' está votando por Chávez y el que vote por 'no' está votando por George W. Bush... esa es la verdad... nuestro verdadero enemigo es el imperio norteamericano".

El mandatario es muy popular entre la mayoría pobre que lo ve como su salvador porque ha distribuido más que cualquier presidente anterior la riqueza del petróleo entre los desposeídos.

"Chávez es un ídolo, nos ha rescatado de la pobreza, y nos ha dado salud, algo que nunca tuvimos de otros presidentes, que nos han ignorado", dijo Alexandra Pérez, una de las miles de asistentes el viernes al multitudinario cierre de la campaña por el "sí".
Sin embargo, la oposición ha advertido que Venezuela decidirá entre el socialismo y el derecho de los ciudadanos a tener libertad y mantener sus propiedades.

"Si gana el no, que es lo que necesita Venezuela, se marcará el camino a la libertad, que permita terminar con este proyecto socialista... además, puede ser el fin de una política fundamentada en la confrontación", dijo a la AP Leopoldo López, alcalde de Chacao, municipio caraqueño y uno de los principales líderes de oposición.

Los opositores --que incluyen universitarios, grupos defensores de los derechos humanos, defensores de la libertad de prensa, gremios empresariales y jerarcas católicos-- temen que la reforma elimine algunos de los últimos controles sobre el poder del mandatario.

"Nosotros no queremos dar por terminado ya al mandato de Chávez, respetaremos su mandato hasta el final, pero no vamos a permitir que se convierta en un dictador que pretende imponer su punto de vista a todos los venezolanos", dijo John Goicoechea, uno de los líderes del movimiento estudiantil que ha sido protagonista de marchas contra el gobierno.

Chávez, en el poder desde 1999, ha tildado de "imperialista" y "traidor" a todo aquel que adverse su reforma, que contempla artículos que amplían el mandato presidencial de seis a siete años y le darían el control directo del Banco Central y la política monetaria.

El mandatario, de 53 años, y teniente coronel del ejército en retiro, aduce que países desarrollados practican la reelección continua.

"Considero que al presidente, o más bien al pueblo venezolano, debe dársele el derecho a mantener a un presidente o presidenta el tiempo que el pueblo quiera, bien sea cinco años, dos años, doce años ó 40 años, lo que el pueblo diga", afirmó Chávez.

El ex candidato presidencial Manuel Rosales, volvió a decirle a Chávez: "usted ya tiene casi nueve años en el poder, le quedan cinco, dedíquese a gobernar, gobierne, pero deje a este pueblo en paz... El domingo usted reconozca la voluntad del pueblo que rechaza la reforma constitucional".

Otro de los artículos prevé derogar una norma constitucional que impide la detención de ciudadanos sin cargos durante un estado de excepción y otro faculta al Estado a ocupar propiedades durante un proceso judicial de expropiación, antes de una sentencia firme.

La defensa del "No" y el "Sí" a la reforma se han manifestado en las calles, con marchas y protestas mayormente estudiantiles, en algunas de las que se registraron balaceras dentro de una universidad y disturbios donde intervinieron fuerzas policiales y militares.

Además, se desató una guerra de encuestas en las cuales el ganador contundente era la abstención, por lo que la oposición ha convocado a votar, al reconocer como suyos la mayoría de los no votantes en comicios anteriores.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?