| 3/5/2012 7:00:00 AM

El negocio de la fotografía comienza a “revelarse”

La quiebra de Eastman Kodak dejó una lección: las empresas dedicadas a la venta de productos para fotografía deben cambiar de estrategia si no quieren sus negocios fracasen. Algunas grandes compañías en Colombia ya empiezan a ver reflejado este fenómeno en sus finanzas.

El negocio de la fotografía digital fue el talón de aquiles para Eatsman Kodak, que a mediados de enero de este año decidió acogerse al capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos, es decir, estaría en concurso de acreedores o suspensión de pagos.

Al parecer, no supo acomodarse a la era digital, que ya les empezó a cobrar factura a otras compañías del sector, las cuales han tenido que cambiar de estrategia para sobrevivir al auge tecnológico.

Ruven Afanador, uno de los fotógrafos colombianos más reconocidos en el mundo, explicó a Dinero.com su percepción: “es imposible que el mercado de venta de cámaras, incluso digitales, pueda existir con una competencia como la de los teléfonos”.

Si hace una siete años la moda era que cada quien adquiriera con esfuerzo una cámara digital, hoy lo es estar a la vanguardia de lo último en tecnología celular, que también permite tomar fotografías, reconoció el artista santandereano.

Foto Japón, el súper-mercado

Podría decirse que la colombiana Foto Japón (cuya razón social es Foto del Oriente Ltda.) es la empresa de fotografía más representativa del país. Tiene 28 años de trayectoria, desde sus inicios como Foto 1 Hora.

Desde hace algunos años ha venido cambiando su estrategia de negocio, para salir adelante a pesar del “apocalipsis” de la fotografía análoga y la decadencia de la digital. Pero sus ingresos han venido bajando significativamente.

Ya la empresa no se dedica exclusivamente a vender rollos fotográficos, cámaras, lentes o portarretratos, ni mucho menos a revelar o imprimir imágenes.

Su negocio tuvo un giro para dar paso a la comercialización de nuevos artículos como televisores, electrodomésticos, juegos, consolas, accesorios, juguetes, computadores y hasta juegos de cubiertos, entre otros.

De $106.683 millones que generó Foto Japón en ingresos en 2008, pasó a $79.504 millones en 2009, un 25,84% menos. Y ya en 2010 cayeron 21,72% a $62.238 millones. Esto quiere decir que en sólo dos años, la empresa redujo sus ventas a la mitad.

Con las utilidades sucedió lo mismo: pasó de ganar $7.374 millones en 2008 a perder $10.417 millones en 2009 y en 2010 perdió $5.897 millones.

En sus estados financieros es evidente que ha tenido que sufrir los embates de la nueva era tecnológica. Y así lo advirtió a la Superintendencia de Sociedades en junio de 2011, tras un requerimiento que le hizo el ente de vigilancia sobre sus finanzas.

La empresa responde que “los ingresos han venido disminuyendo, ya que el grueso de nuestro negocio que era el revelado e impresión fotográfica se ha visto afectado por la llegada hace unos años de la fotografía digital y la creación de álbumes digitales”.

Agrega que “las directivas de la empresa (...) hemos decidido utilizar nuestra cadena de distribución a nivel nacional para comercializar otra serie de productos, dividiéndose en dos frentes principales y son descuidar otros frentes de fotografía, como la representación de productos de algunas marcas y la importación directa de otros productos”.

Otras grandes que intentan salvarse


En medio del difícil panorama que afrontan las empresas dedicadas a la comercialización de productos para fotografía, se evidencian resultados no tan favorables para algunas, y destacables para otras.

Inversiones Ajoveco, por ejemplo, dedicada a la venta de equipo y suministros fotográficos, pasó de ganar $22.027 millones en 2008 a $20.861 millones en 2009 y $22.120 millones en 2010.

Estudio de Venecia, otra de las grandes, vendió $20.812 millones en 2008, $23.098 millones en 2009 y $20.944 millones en 2010, según consta en documentos de la Supersociedades.

En tanto, los ingresos de Digital Depot (Canon) en 2010 ascendieron a $22.894 millones y sus ganancias fueron de $1.129 millones, aunque el resultado no es comparable, ya que fue requerida por la Superintendencia sólo hasta 2010.










¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?