| 11/24/2011 3:00:00 PM

El Lord de la energía

Juan Guillermo Londoño, presidente de Colinversiones, acaba de inaugurar una de las más modernas plantas de generación térmica del país, con una inversión que supera los US$200 millones. ¿Qué sigue ahora para este ‘cacao’ paisa?.

A finales de noviembre se inauguró Flores IV, una de las más modernas plantas de generación térmica del país. Con una inversión que supera los US$210 millones, se convierte en el primer proyecto en Colombia financiado por entidades internacionales con la garantía del cargo por confiabilidad, que en este caso permite obtener a esta planta ingresos por US$50 millones anuales durante diez años.

Sin embargo, no es el único hecho relevante del proyecto. Por un lado, con una capacidad de 600 megavatios, tiene una eficiencia de 43%, una de las más altas del país; y, por otro, se convierte en una de las apuestas bandera de Colinversiones, la cuarta generadora de energía del país, que dirige Juan Guillermo Londoño.

Este paisa, amante del tenis y las motocicletas, transformó la empresa y, en 2007, hizo un replanteamiento de su estrategia. De ser un portafolio diversificado, no relacionado y con participaciones minoritarias en sus inversiones, redefinió su foco hacia el sector de energía. Esa primera etapa estuvo ligada a una estrategia de adquisiciones que incluyeron centrales como Termoflores y Merieléctrica y proyectos como HidroMontañitas y Río Piedras. Luego, a finales de 2009, Londoño encabezó una de las movidas de negocios más relevantes del país: Colinversiones se quedó con el 50,01% de la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa).

Pero era claro que las apuestas tenían que incluir nuevos desarrollos, más allá de la etapa de adquisiciones. Ese es el valor agregado de Flores IV para Colinversiones: “es el primer proyecto desarrollado por la compañía que entra en operación. Es un know how importante en crecimiento y expansión”, asegura Londoño.

Colinversiones ha sido tal vez el jugador más reciente que se ha ubicado en los rankings de las empresas más grandes del país. “Hace unos años, 80% de las inversiones estaba en portafolios que no tenían relación entre ellos y no generaban sinergias. Eso –agrega Londoño– lo transformamos en una compañía que hoy tiene 90% de sus activos en energía, tanto en generación como en distribución, y hace que estemos en unos listados en los que antes no participábamos”. Al tercer trimestre de este año, la empresa alcanzó ingresos por $1,3 billones y $527.000 millones de Ebitda.

Ha sido una de las empresas más dinámicas en los últimos años. En desarrollo del proceso de transformación estratégica, se han hecho operaciones de inversión, desinversión y financiación del orden de US$3.400 millones. De hecho, según cálculos de Colinversiones, aún tiene por desinvertir cerca de US$200 millones y, hacia el futuro, junto con Epsa, desarrolla un plan de expansión en cuatro proyectos hidroeléctricos cuyas inversiones ascienden a US$300 millones.

Londoño, después de haber pasado más de 30 años en el sector inmobiliario y de construcción, en el desarrollo y consolidación de lo que hoy es Coninsa Ramón H, llegó a liderar Colinversiones. Primero, como miembro de la junta directiva de Coltabaco. Allí acompañó a Darío Múnera, presidente de esa compañía, en la escisión del negocio industrial del de inversiones que le dio vida en 2001 a Colinversiones y desde finales de 2006 lidera esta compañía.

“Consideré importante dejar el mundo de la construcción, emprender una nueva etapa y transformar esta compañía”, dice Londoño.

Precisamente esta transformación y el dinamismo que ha alcanzado Colinversiones atrajo la atención del Grupo Empresarial Antioqueño, a través de InverArgos, que hoy es dueña de 50% de la compañía, y le dio a este conglomerado paisa un nuevo foco de negocios, la energía, que acompaña al financiero, de alimentos y cemento.

Sin duda, Londoño es uno de los decanos de los negocios en Antioquia. Reconocido y respetado, ha pasado por las juntas directivas de Colombiana Kimberly Colpapel, Éxito, Cadenalco, Philip Morris - Coltabaco, Willis Colombia, el negocio químico de Inversiones Mundial, Inextra - Procter & Gamble y Fiduciaria La Previsora. Hoy hace parte de las juntas de Suramericana de Inversiones, Urbansa y Autofrancia.

Colinversiones espera terminar este año con ingresos cercanos a $1,7 billones, una cifra muy parecida a la que obtuvo el año pasado. “Este año subieron los ingresos de las hidroeléctricas debido a la mayor disponibilidad de agua, mientras el año pasado la generación térmica tuvo un papel muy importante, sumado a que este año los precios han disminuido en la generación. Hemos vendido más energía hidroeléctrica a través de Epsa, lo que nos ha permitido neutralizar ese cambio”, señala Londoño. El mix de ingresos de la compañía le representará un Ebitda cercano a los $700.000 millones al cerrar el año.

La empresa busca nuevos proyectos de diversa naturaleza y tecnologías, como por ejemplo, un proyecto piloto de investigación, que combinaría energía solar con energía eólica. Frente a la próxima subasta de energía, Londoño tiene claro que, dependiendo del cargo por confiabilidad, la empresa busca incrementar su generación hidroeléctrica. Aunque sigue mirando oportunidades en el exterior, tiene claro que debe ‘calzar’ con su estrategia. “Es más importante la creación de valor que el tamaño de la compañía”, sentencia Londoño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?