| 9/1/2011 7:00:00 PM

El ingenio, base de la avanzada de colombianos en Brasil

Empresarios en sectores como el de animación digital, desarrollo de aplicaciones para móviles, alimentos exóticos hacen parte de la misión de 135 firmas que llegaron a Sao Paulo en Brasil, a ofrecer sus productos en la macrorrueda de negocios más grande que haya organizado Proexport.

El empresario colombiano Felipe Morelli, presidente de Digitz Film, celebra ante sus interlocutores el aporte que su compañía ha tenido en la animación y producción de cine infantil, con trabajos como los que recientemente llevaron a las casas Disney y Warner Brothers a conseguir un éxito rotundo en las carteleras de todo el mundo con las películas La era del Hielo 2 y el Príncipe de Egipto.

No lejos de él, Hans Boehlke, de Celumania, describe con lujo de detalles como ha sido posible crear una red de mensajes de texto vía celular y sin la intervención de internet entre teléfonos de baja gama a precios razonables para clientes de los estratos 1 y 2. 

Mientras tanto, la ingeniera de alimentos Patricia Serna, socia y administradora administrativa de Frugen S.A. de Manizales, ofrece muestras de sus chocolates con mezclas de frutas exóticas –macadamia con breva, por ejemplo-,  libres de azúcar y capaces de competir con las más acreditadas marcas del mercado.

Morelli, Boehlke y Serna hacen parte de una misión de 135 empresarios colombianos que llegaron a Sao Paulo al sur de Brasil con el propósito de abrir para sus productos las puertas de un mercado apetecido por su potencial de consumo y cerrado, a la vez, por los rezagos de un proteccionismo que ha sido tradicional.Su primera vitrina expositora la abrió Proexport, a instancias de una macrorrueda de negocios que esta semana atrae a decenas de potenciales clientes que buscan productos en los que el talento y el ingenio hagan parte del valor agregado.

Uno de ellos, Munir Aboissa, director de Aboissa Oleos Vegetais, la más grande comercializadora de aceites y grasas de este país, no duda, por ejemplo, de que los productores colombianos de Palma Africana sabrán resolver con ingenio la encrucijada que les plantea el hecho de haber privilegiado el mercado de la producción biodiesel sobre el mercado exportador que en épocas recientes tuvo a la potencia amazónica entre sus principales clientes.

“Confío en que eso ocurra –dice- porque sus exportaciones que llegaron a reportarles más de US$20 millones anuales ahora sobrepasan con creces el US$1, en un país donde  la demanda de aceites, margarinas y otros productos similares está entre las más grandes del mundo”.

Según los organizadores de la macrorrueda, los empresarios colombianos que le apuestan al mercado brasilero cuentan con atributos para contribuir a que el déficit desfavorable a Colombia en la balanza comercial con su vecino gigante, calculada hoy en US$1.208 millones, se reduzca a dimensiones más razonables.





Los sectores de plásticos, neumáticos y prendas de vestir se presentan aquí con los mejores auspicios porque hoy representan el 62,8% de las exportaciones de Colombia a Brasil, que el año pasado sumaron US$1.040 millones. Sin embargo, Felipe Morelli cree que las expresiones artísticas también tendrán, más temprano que tarde, un peso específico y que, en el caso de la producción de animación, cinematográfica, ganará socios aquí para hacer costosas coproducciones como las que su compañía ya ha conseguido con Francia, España, Canadá y Estados Unidos.



Percepciones similares mueven a Boehlke a acariciar la esperanza de producción servicios de datos a través de celulares de baja gama que ya le han reportado éxitos en los mercados de México, Cdentroamérica, Panamá, la Región Andina y en Kenia y Bangladesh.

Todos están parecen dispuestos a demostrar que el talento puede hacer la diferencia.















¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?