| 12/12/2011 6:00:00 PM

El fenómeno Tkees

Acaban de llegar a Colombia unas sandalias hechas en Brasil que causan furor, con ventas en más de 20 países.

Son el último grito de la moda. Las usan desde reconocidas actrices como Angelina Jolie, Jeniffer Aniston, Lindsay Lohan, Jessica Alba y Sofía Vergara hasta modelos como Cindy Crawford, todas ellas convertidas en sus principales promotoras.

Son las Tkees, la última tendencia de la moda en sandalias para mujer, cuyo principal encanto es la absoluta sencillez. Sin grandes pretensiones, y basada en una amplia gama –cerca de 50 colores–, la nueva prenda es vista hoy como la tendencia a seguir entre las mujeres que quieren emular los gustos de sus estrellas admiradas.

Pero, de no ser por el auge publicitario y el bombardeo generado a través de las redes sociales con esta marca, pasarían como unas chancletas más –de cuero o gamuza– en el mercado de la moda para el verano.

Con solo tres años en el mercado, se han convertido en un verdadero fenómeno de ventas en 20 países donde está la marca: de 2.700 pares comercializados en 2009, pasarán este año a 180.000 y en 2012 a 350.000 pares, según las proyecciones del director de la compañía canadiense, Jesse Burnett. El fenómeno de mercadeo de las Tkees también llegó a Colombia, donde la marca acaba de aterrizar de la mano de las empresas Wabi y Latam S.A., que comenzaron su comercialización en Cartagena y Bogotá y planean extenderse a todo el país.

El origen de las Tkees, sin embargo, es menos glamoroso de lo que muchos se imaginan. Jesse Burnett cuenta que durante unas vacaciones de verano con su esposa Carly surgió la idea. “Ella buscaba unas chanclas simples, fáciles de usar y que se vieran bien al mezclarlas con el color de la piel en sus pies”, asegura. En ese momento se percataron del vacío que había en el mercado para este tipo de productos y decidieron aprovechar la oportunidad creando la marca en 2009.

A partir del concepto tradicional de las chancletas de tres puntadas, o flip flop –como se conoce en Estados Unidos este tipo de sandalias por el sonido que producen al caminar–, la marca creó una ‘paleta de colores’ que se ha convertido en toda una sensación. Su precio sí es mucho más glamoroso frente a las chancletas de playa normales: en Colombia se consiguen a partir de $130.000.

La compañía produce las sandalias en dos plantas que operan en Brasil, un país reconocido por la larga tradición en la elaboración de calzado. “Nos sentimos muy confiados de la fabricación –de las sandalias– en América del Sur frente a China. América del Sur es mejor”, sostiene el creador de la marca.

Burnett espera que el mercado colombiano repita el éxito mundial de ventas de la marca. “Creemos que las ventas de Tkees en el mercado colombiano serán enormes, porque encajan perfectamente con la estética del país, y por el clima cálido, usted puede usar Tkees todos los días y en todas partes”.

Y, a juzgar por el interés que tradicionalmente despiertan las marcas extranjeras entre las consumidoras colombianas, las Tkees no están lejos de cumplir sus metas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?