Dinero.com Revista Dinero

El presidente de Glencore y miembro de la junta de Xtrata, Iván Glasenberg, tiene que ver con el 50% del carbón que produce Colombia. Es el millonario 125 de Forbes.

| 7/4/2012 6:00:00 PM

El dueño del carbón

Ivan Glasenberg es uno de los ases de la minería mundial y el hombre fuerte de Glencore en Colombia. Ahora protagoniza la movida del año: la posible fusión con Xstrata.

Uno de los hombres más poderosos de la minería en el mundo viene habitualmente a Colombia, motivo negocios. Mientras está aquí, diariamente trota 60 minutos por las calles de Bogotá. Lo hace sin escoltas, aunque es uno de los hombres más ricos del planeta, pues considera que este país es “el secreto mejor guardado del mundo”, según contó un allegado.

Este ex marchista estuvo a punto de ir a unos Juegos Olímpicos por cuenta de sus capacidades atléticas y tiene, según la revista Forbes, una fortuna de US$7.300 millones, lo que lo convierte en el millonario número 125 del planeta.

Es Ivan Glasenberg, actual presidente de Glencore y miembro de la Junta directiva de Xstrata, quien protagoniza una de las movidas de negocios de 2012: la posible fusión de estas dos grandes mineras mundiales.

El entusiasmo de este ejecutivo por Colombia no solo se refiere a las maravillas naturales del país: Glencore, a través de la firma Prodeco, produce al año 14,38 millones de toneladas de carbón en sus minas del Cesar, y espera llegar a 20 millones en 2013.

Xstrata, por su parte, posee 33% de El Cerrejón, la principal compañía carbonífera del país, que produce al año 32 millones de toneladas; es decir, en el escritorio de Glasenberg se decide la suerte de 50% de la producción carbonífera del país.

Las compañías tienen grandes proyectos de inversión que sumados valen casi US$2.000 millones: la ampliación de El Cerrejón y la construcción de Puerto Nuevo, el primer puerto de cargue directo en Ciénaga.

Si se concreta la movida, esto daría origen a la cuarta minera del mundo, con ventas anuales por US$220.000 millones y una capitalización bursátil de US$90.000 millones; el ranking minero mundial está liderado por BHP Billiton, Vale y Rio Tinto.

Los trabajadores de Glencore son los principales accionistas. El mismo Glasenberg es uno de los mayores propietarios, pues tiene 16% de la firma, gracias a que ha adquirido una mayor participación con los dineros que le dejan las utilidades de la compañía. El año pasado, Glencore inscribió su acción en la bolsa y por eso el ejecutivo se convirtió en el segundo hombre más rico de Australia y se coló por primera vez en la historia en el escalafón de la revista Forbes.

Él ha sido el principal impulsor de esta fusión que, sin embargo, tiene un terreno duro por superar. Primero, los inversionistas de Xstrata no quieren que se concrete el paquete de beneficios salariales por US$272 millones ideado con el fin de retener al actual CEO de Xstrata, Mick Davis, y otros 73 miembros del staff directivo de esa empresa.

De otra parte, al fondo de inversiones Qatar Holding, segundo mayor accionista de Xstrata, después de la propia Glencore que cuenta con 33% de las acciones, no le suena la oferta: la firma absorbente dice que cada acción de Xstrata vale 2,8 acciones de Glencore. Para el fondo de Qatar, la proporción debería ser de 3,25 acciones. Este cambio de planes embolató la negociación y, según el Financial Times, llevó a Glencore a asegurar que si en Qatar no reducen sus aspiraciones, la operación no se daría.

Aunque la última palabra de esta novela aún no está dicha, lo que quedó en evidencia es el protagonismo de Glasenberg en la minería mundial. Él seguirá siendo protagonista en Colombia, país que le encanta y a donde viene no sólo a trotar, sino a hacer billonarios negocios.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×