| 11/6/2010 12:00:00 PM

El auto, un vehículo de inversión en Venezuela

¿Quiere que su dinero no pierda valor en Venezuela? Ármese de la paciencia que necesitará en el país petrolero para comprar un auto, y cuando lo tenga, póngalo a la venta de manera inmediata.

La demanda de autos choca con una oferta reducida debido a la merma en el flujo de divisas para importar vehículos y a la debilidad de las ensambladoras locales que ven caer su producción en medio de desabastecimiento de piezas y conflictos laborales.

Atrapados en la inflación más alta del continente, un control cambiario impuesto por el Gobierno socialista de Hugo Chávez desde hace siete años y un mercado bursátil casi inexistente, los venezolanos se ven obligados a apelar a su ingenio para preservar sus ahorros.

"Creo que es el único país del mundo en el que uno compra un auto y lo vende unos dos años después y cuesta un poco más de lo que pagó por él. Si no quiere perder su dinero, compre un auto, es lo mejor", dijo el supervisor de un sitio especializado en compra-venta de vehículos.

El jueves, la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) dijo que la venta de autos nuevos en Venezuela creció un 5,3% en octubre con respecto al mismo mes del año previo, acumulando su cuarto mes consecutivo al alza .

Un vehículo Ford, modelo Fiesta versión 2011, con 500 kilómetros, se ofrece en Caracas al equivalente de US$33.000. El mismo auto se consigue en México en US$19.000 y en Chile a US$17.600.

"Un auto usado tiene un buen precio acá, porque uno lo tiene. Uno nuevo vaya a ver cuando se lo entregan", reveló Cecilia, mientras sortea las calles de Caracas repletas de autos último modelo y chatarras ambulantes.

En los 10 primeros meses del 2010, la producción local de autos fue de 89.268 vehículos, una baja del 6,08% frente a las 95.047 unidades del mismo lapso del año anterior, según datos de la Cavenez.

Sin embargo, si se comparan los 7.226 autos ensamblados en octubre del 2010 con los 10.257 del mismo mes del año anterior, la caída en la producción es del 29,55%, añadió el informe.

"Eso que la situación mejoró un poco este año, pero antes (...) ah, era una tortura. ¡Había que sentarse a esperar!", sostuvo esta mujer de 40 años que conduce un taxi ejecutivo.

Las listas de compradores de vehículos son largas en las concesionarias, que por lo general lucen como casas abandonadas, con apenas algunos vehículos de muestra.

Llenar un tanque de gasolina cuesta menos de un dólar en el país petrolero miembro de la OPEP, al cambio oficial, algo que es aprovechado por los venezolanos, que desconfían de la calidad y seguridad del transporte público.

ATRAPADOS

Hace poco tiempo, otra opción para invertir en Venezuela eran los bienes raíces, tomando en cuenta que el déficit habitacional es de dos millones de viviendas al momento y crece en 200.000 unidades por año.

Pero una serie de reformas del Gobierno para el sector, más el difícil acceso a materiales de construcción y financiamiento, hicieron perder fuerza a esta opción de inversión.

Aquiles Martini Pietri, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, dice "no sé" cuando se le pregunta si es el momento de comprar un inmueble. Todavía está fresca la orden de Chávez de expropiar e intervenir urbanizaciones para la clase media, tras acusar de "estafa" a los constructores.

Eso sí, reconoció que hasta hace poco fue un buen negocio y dijo que hubo especuladores que compraron departamentos en "100.000, 200.000 y 300.000 bolívares para venderlos en 700.000 bolívares".

"El venezolano está entrampado en la economía", sentenció Roberto León Parilli, presidente de Anauco (Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores).

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?