| 12/11/2007 12:00:00 AM

El año de las emisiones

Este año, 10 nuevos emisores ingresaron al mercado de valores colombiano. Para el próximo año podrían ser ocho y la expectativa está en aquellos que emitirán acciones por primera o segunda vez. Sin embargo, en la BVC no se vieron buenas rentabilidades.

Las cuentas son positivas para la Bolsa de Valores de Colombia este año. En total recibió 10 nuevos emisores y contó con 31 nuevas emisiones, de las cuales 21 fueron en renta fija y 10, en acciones.

 

De acuerdo con un reporte del 26 de noviembre de la firma comisionista de bolsa, Interbolsa, la BVC aún tiene potencial de valorización. A octubre de 2007 obtuvo ingresos por $59.771 millones y utilidades por $21.897 millones. “Estas cifras están por debajo del acumulado hasta octubre de años anteriores, pero esperamos en 2007 un mejor cierre de año de la mano de un mejor comportamiento del mercado y de la entrada

de Ecopetrol”, señala el reporte.

Para el presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, la vinculación de nuevos emisores demuestra que el mercado de capitales está listo para financiar los planes de inversión de las empresas. En todo evento al que se le pregunta sobre el tema, Córdoba dice que está muy complacido. “Este fue un año en el cual por número de emisores marcamos un récord en la historia reciente del país”, añade Córdoba.

 

Sin duda, Ecopetrol ayudó bastante a que este año la Bolsa de Colombia sirviera para conseguir recursos de capital frescos, pero al descontar la participación de Ecopetrol con su emisión de acciones, los recursos frescos conseguidos en el mercado de capitales mediante le inscripción, emisión y colocación de títulos sumarían un billón de pesos, una cifra importante si se tiene en cuenta que la Bolsa tiene seis años de existencia, desde que se integraron las bolsas de Bogotá, Medellín y Occidente.

 

“Tenemos este año una vinculación récord tanto de emisores como de nuevos accionistas, gracias a las democratizaciones del Grupo Aval, Isagen y Ecopetrol”, manifiesta Córdoba.

 

Rodrigo Jaramillo, presidente de Interbolsa, está de acuerdo con Córdoba. Para él, el apetito de los inversionistas por acciones en el mercado es creciente y es una tendencia mundial. “Afortunadamente en Colombia se está viendo esta tendencia y cada vez hay más interés de los inversionistas en compañías que se están haciendo públicas”, sostiene.

 

Y lo mejor estaría por verse. Según Jaramillo, Colombia es un mercado que está “como un niño”, para el mercado de valores. Le hace falta crecer, volverse más grande, para compararse con bolsas como las de Brasil y México.

 

“Si uno mira lo que pasa aquí, aún faltan muchos instrumentos financieros de negociación, para podernos comparar con países cuyos mercado están a medio camino del desarrollo. Nosotros estamos todavía en un a etapa muy incipiente en el desarrollo del mercado de capitales, o sea que las perspectivas son todavía muy positivas”, explica Jaramillo.

 

Para el próximo año se espera la vinculación de ocho nuevos emisores, sin contar con las empresas que ya están inscritas en bolsa y que podrían hacer segundas emisiones de acciones.

 

Debilidades
Sin embargo, para algunos analistas, el balance de la BVC en este año es flojo. El regular comportamiento de la cotización de acciones en la Bolsa no permite asegurar lo contrario. Además indican que lo que salvó el año fue la venta de acciones de Ecopetrol.

 

“Digamos que no fue el mejor año”, opina Germán Verdugo, director de análisis económico de Correval: “pero tampoco fue preocupante, porque se absorbió un número importante de emisores”. “Lo que se vio es que este año no hubo grandes valorizaciones, pero esperamos que el año entrante no haya grandes emisiones y vuelva la estabilidad en la política monetaria. Así se podría esperar el año entrante de nuevo grandes valorizaciones en las acciones y que el valor del IGBC para 2008 sea de 11% ó 12%”, indica Verdugo.

 

En la misma dirección se pronuncia Camila Pérez, gerente de investigaciones económicas de Valores Bancolombia. En su opinión, no hubo grandes valorizaciones este año por las presiones de la inflación y la subida de tasas del Banco de la República que hicieron que la gente cambiara sus inversiones de renta variable por las de renta fija. 
 

“En segundo lugar, el clima de incertidumbre en el contexto internacional aumentó la aversión al riesgo y eso hizo que en Colombia la gente se fuera a activos más seguros. Sobre la salida a bolsa de Ecopetrol lo que se observó en el mercado fue una liquidación de posiciones en otras acciones para recomponer su portafolio y poder comprar acciones de Ecopetrol. Sin embargo creemos que el año entrante va a ser un año bueno”, afirma Pérez.

 

Ante tales observaciones de los analistas, Córdoba piensa que si se mira el tema de precios de las acciones, sí fue un año por debajo de lo observado en los seis años de historia de la BVC. “No se vieron las rentabilidades que estamos acostumbrados desde 2001. Factores como la inflación y la subida de tasas del Banco de la República hace que los mercados financieros se resientan y eso fue lo que pasó con los activos financieros”, dijo Córdoba.

Sin embargo, resaltó que las empresas que entraron a Bolsa consiguieron recursos por $7 billones, lo cual supera el ahorro que tienen los colombianos en los fondos de pensiones y cesantías. “Creo que si se mira que este año 500 mil personas ingresaron como accionistas de las empresas que entraron a bolsa, el balance es que este año es extraordinario”, explica el presidente de la BVC.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?