| 5/24/2011 8:50:00 AM

El análisis de J.J. Rendón para la Alcaldía de Bogotá

“Cuando Samuel Moreno me buscó para la campaña, le dije que no me necesitaba. Que Peñalosa estaba haciendo una campaña tan mala, que él iba a ganar si flotaba, y ganó”. Así sentenció JJ Rendón las elecciones pasadas a la Alcaldía de Bogotá. Ahora le dijo a Dinero.com, quién ocupará el Palacio Liévano.

 “Yo digo que en algunas campañas electorales hay personajes que llegan en el momento oportuno a la película”, asegura Rendón al hablar sobre quién debería ser el Alcalde de Bogotá.

J.J. Rendón advierte que el próximo Alcalde debe tener experiencia, debe ser alguien que enderece el camino de Bogotá, alguien que ya los bogotanos hayan probado, porque no se puede arriesgar. Además debe tener la solvencia moral es decir, que no haya estado implicado en los escándalos que han aparecido y que conozca la ciudad. Esto le permitiría al primer Mandatario de la ciudad no descubrirla en el primer año, ver qué puede hacer en el segundo, darse cuenta si le sale bien en el tercero y mirar qué termina haciendo en el cuarto.

Esta persona tiene que “devolverle el perfil a la ciudad, que genere confianza en los inversionistas y que le dé visión de futuro a la ciudad”, afirma Rendón.

Los nombres idóneos que cumplen con este perfil, para J.J. Rendón son Jaime Castro, Enrique Peñalosa y Antanas Mockus. Sin embargo, advierte que “Jaime Castro quizás no es la persona más reconocida por su gestión en Bogotá”. Agrega que “Mockus, desde la campaña presidencial está enfermo, no ha sabido capitalizar lo bien votado que salieron”, y sobre Peñalosa asegura que “vendría a ser el personaje que llega en el momento oportuno de la película”.

Con todo, su gran crítica a Enrique Peñalosa es “él ha dicho que es buen gerente, pero mal candidato. Yo creo que las campañas tienen un objetivo que es ganar las elecciones y la gestión de gobierno tiene otro objetivo que es satisfacer las necesidades, las preocupaciones y las demandas de los ciudadanos, de una manera transparente, legal, correcta y que le dé proyección de futuro a la gestión”.

J.J. Rendón no se olvida de los otros candidatos, y hace un recuento rápido antes de entrar a un análisis más profundo. “El caso de Paulo Laserna es un caso muy interesante, porque sería un candidato con experiencia gerencial, exitosa, honesta, trabajadora, reconocida; no política. Tendríamos en esta elección, probablemente un crítico destructivo profesional, que es Petro; una política joven y talentosa, con futuro, que es Gina Parodi; dos nóveles para un eventual relevo generacional que son Galán y Luna y dos gerentes con experiencia, uno que ya tiene experiencia en la capital y uno que viene de la empresa privada”.

Este es el análisis de J.J. Rendón sobre los candidatos a la Alcaldía de Bogotá:

 

David Luna
Me parece que se está inmolando por estar en el partido Liberal. La verdad es que el partido Liberal en Bogotá tampoco le ha ido de maravilla y las encuestas dan encima a tres grupos en este orden: Partido de la U, partido Verde y después partido Conservador y lo que queda de Cambio Radical y por ahí flota en ese pelotón de los tres. Luna no pierde nada. Cualquier resultado es ganancia y es inversión para el futuro.

Gina Parodi
El mismo caso de Luna, una política joven, que tiene que terminar de consolidar su imagen. Creo que el manejo de independiente a U-uribista, no U, no uribista, independiente, antipartido, no es el más pródigo. Sin embargo, las campañas permiten corregir errores y creo que tendría muchos más elementos como independiente que Luna, pero se compensa, lo que tiene Luna de estructura de partido, lo tiene Gina de fuerza económica, experiencia en campañas exitosas, Gina ha tenido un buen trabajo, que yo recuerde no ha perdido ninguna elección. Si Gina no se hubiera salido de la U, sería la candidata de la U y creo que tendría mucha más opción.

Carlos Galán
Esas memorias del papá son muy complicadas, porque al fin de cuentas, no basta el apellido. Ahí está el ejemplo de Rodrigo Lara, que se quemó en las últimas elecciones y a muchos les ha pasado lo mismo. Creo que es el mismo caso de Luna. Ni Luna, ni Gina, ni Galán tienen nada que perder, tienen todo que ganar, si salen de terceros salen bien; si salen de segundos, salen bien; si ganan sería el milagro. No creo que tengan mucha posibilidad, sin embargo, yo no soy determinista, porque vivo exactamente de romper los determinismos. Entonces no le niego las posibilidades de triunfo a ninguno.

Paulo Laserna
Martinelli (Ricardo Martinelli, presidente de Panamá) es el caso de un empresario que salió directo a la política sin haber hecho ni alcaldía, ni gobernación, ni legislatura, ni nada. Berlusconi, el mismo caso. No los estoy comparando con Pablo, por supuesto, por los escándalos que tienen. Ha habido casos de actores como Schwarzenegger que también lo logró. Habría que ver cómo Laserna entiende la diferencia entre marketing comercial y la propaganda política. Es que en el marketing comercial los resultados marginales interanuales que casi cumplen la meta pueden ser satisfactorios para los accionistas, pero las campañas electorales tienen un solo día, es el equivalente que en mercadeo comercial, todas las ventas sean ese día o la empresa quiebra. Él tendría tendría que digerir que hay reglas muy diferentes al mundo corporativo en las campañas.

Gustavo Petro
Lo que tenga de opción lo tiene gracias a su maquinaria y la alianza que va a tener seguramente con Mockus. Yo no tengo ninguna duda y hagamos memoria, quien lanzó por primera vez a Mockus, cuando era rector de la universidad Nacional fue Petro y son amigos hace muchos años.

Enrique Peñalosa
Creo que está llegando al momento oportuno de la película y si logra, por fin, armar un equipo, unas alianzas, entender lo que necesita, no necesariamente hacer componendas, pero sí hacer consensos, escuchar al otro, valorar los pequeños o múltiples aportes y no tratar de ser juez de los que los jueces todavía no han juzgado y hacerse parecer, como siempre tratan algunos de los independientes, como el único impoluto. Si tolera y acepta otras opiniones y es menos rígido en algunas posiciones, no tendría por qué perder. Si logra consolidar la alianza con la U y yo creo que no se le olvida mucho el partido Verde, Bogotá tiene un gran porcentaje de voto de opinión y creo que eso podría ayudarle. El llamado al momento histórico de la ciudad es Enrique Peñalosa.

¿La relación quebrantada entre Mockus y Peñalosa, puede afectar a este último para conseguir la Alcaldía de Bogotá?
Sí, pero es coyuntural, o sea, en un momento determinado Juan Manuel le dio por salir y hacer el naranja y distanciarse de la U y después cuando logró reencuadrar su campaña le fue bien. Creo que el único que podría hacer esta jugada completa sería un candidato como Peñalosa, con el apoyo de la U.

¿El Polo Democrático puede lograr algo en estas elecciones?
Sí claro, porque todos los partidos tienen un voto ideologizado, un voto que trasciende los errores de un gobernante. Yo creo que cuando los partidos se empiezan a consolidar, y yo creo que el Polo es un partido consolidado, en términos de imagen y presencia institucional, las institucionalidad prevalece sobre los individuos.

Lo malo del Polo son las cantidades de corrientes que se han creado, tú puedes tener corrientes en partidos grandes, como el PRI en México, como el partido comunista chino, como el partido Demócrata, puedes tener cinco o seis corrientes, pero si en un partido enano tienes cinco corrientes, lo que pasa es que se genera una torre de babel o lo que yo llamo el club de los enanos, que son siete u ocho repartiéndose quién carga el cascarón porque si están unidos, están vivos, si están separados, están muertos, lo que cargan es el ataúd, se pelean por quién carga el ataúd.

Quizás el Polo aprenda y entienda que las posiciones tiran más hacia el centro y no hacia ninguno de los dos extremos.

¿Qué debería tener el candidato ideal?
La frescura de Gina.
Lo beligerante de Petro.
La experiencia probada y el conocimiento de la ciudad de Peñalosa.
El ímpetu y la frescura, lo moderno, sincronizado con los nuevos tiempos de Galán y Luna.
La visión de mercado o de competencia o de capacidad de Paulo Laserna.

¿Algunos de estos candidatos se le ha acercado para que los asesore?
Personalmente y la empresa tenemos como política oír a todos los que pueda antes de tomar una decisión, nosotros tenemos más demanda que la que podemos satisfacer, entonces en una ciudad en donde hay once candidatos, a nosotros se nos acercan seis y tenemos tiempo para conocerlos, tomar café, almorzar, conocer a su equipo y cuando nos involucramos en una campaña lo hacemos porque hay empatía, puntos comunes y línea de partida también.

En la elección pasada nosotros ayudamos a gente como Andrés González, como el mismo Serpa, Alonso Salazar. Por ejemplo, la U no tenía candidato en Medellín y el presidente Uribe y Lina, su esposa, y el partido tenía, en ese momento, afinidad con Alonso.

Entonces ¿los lineamientos del partido podrían señalar su camino hacia Peñalosa?
Lo digo irónicamente, que una persona que estuvo en la presidencial en el equipo del principal contendor tenga que ayudarlo. Y no tengo ninguna resistencia a ello, yo respeto al profesor Mockus, respeto al señor Garzón y respeto a Peñalosa. Yo respeto a la gente en general y además no guardo rencores y yo si se darle vuelta a la página, yo cumplo este año, 25 años haciendo campañas. Yo estoy concentrado en el único objetivo que tiene esta empresa, que es darle el mejor servicio posible a nuestros clientes para resolver crisis, que tengan buenos gobiernos y que ganen elecciones.

¿Qué es lo primero que debe hacer el próximo Alcalde de Bogotá?
Primero tienen que terminar lo que los demás no terminaron, dejar las cosas por la mitad sería un desastre peor; segundo, esta alcaldía sería una alcaldía que debería estar en emergencia.

El que sea alcalde de Bogotá si lo ves jugando golf, lo ves en fiestas, lo ves asistiendo a actividades no productivas de la Alcaldía, aunque sean cosas que otro alcalde haría en otro momento, pero si es el alcalde de Bogotá, tiene que entrar y declarar un comité de crisis, incluso tendría que empezar a gobernar antes de llegar, o sea, en el momento que lo eligen y el momento que llega, tendría que hacer lo que hizo Juan Manuel Santos, que se dedicó a planificar y a recoger todo lo que necesitaba y, si bien, este gobierno, aunque la lluvia lo ha afectado mucho, entró como haciendo cosas o por lo menos planteándose una agenda clara, yo creo que Bogotá necesita eso.

¿Lo que sucedió en Bogotá era un cuento con un final conocido?
No, yo creo que fue la tormenta perfecta, se combinaron muchos factores, creo que hay factores que se exacerbaron, creo que lamentablemente en Bogotá el papel de algunos medios de comunicación permite que se destapen cosas importantes, denuncias, pero también que se aceleren procesos que podían haberse llevado de una manera que afectara menos a la ciudad.

¿Esta Alcaldía puede ser una plataforma para presidencia?
Total, es decir, Bogotá es el gran chicharrón o la gran oportunidad, por eso digo, el que llegue y se la tome en serio y empiece a trabajar desde el primer segundo y le dé una lección de gerencia al país, es el salvador del Bogotá

¿Cuáles fueron los errores de Samuel Moreno?
1. Se confió, yo creo que dejó que pasaran cosas y pensó que estaban bien y no estaban bien.
2. Dejó pasar demasiado el tiempo, si hubiera tomado la iniciativa con el tema de investigar, dar explicaciones antes de que las explicaciones le hubieran sido pedidas, le hubiera ido mejor.
3. No le contó a la ciudad cuáles son obras no terminadas y cuáles son obras beneficiosas, no le supo explicar en términos comunicacionales eso.

¿Samuel Moreno lo contactó?
Yo he hablado con él muchas veces, además es una persona que me cae bien, como persona, socialmente lo he visto mucho, me lo he encontrado en varios actos sociales.

¿Lo buscan de otros partidos para opinar sobre sus estrategias?
Yo doy mi opinión, eso no significa, ni puede significar que tenga un interés particular. En el lanzamiento de la ola verde, las personas del partido Verde se me acercaron y me preguntaron qué pensaba de su campaña y qué errores creía yo habían cometido y qué podrían hacer, se los contesté porque hay una diferencia entre el concepto y el hecho. Tú puedes saber cómo se hace teóricamente una operación de corazón abierto y ser incapaz de hacerla al mismo tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?