| 11/30/2011 7:45:00 AM

¿Ejecutivos dejarán de usar la corbata?

Con la idea que los empleados se sientan cómodos en el trabajo, el Grupo Bancolombia ha empezado a ceder en las exigencias del vestuario. Aunque la tendencia parece dirigirse a la informalidad, expertos aseguran que la corbata es indispensable para expresar elegancia.

El uso de la corbata se originó con el objetivo de cubrir los botones de las camisas y ha sido considerado a lo largo de los años como una prenda que da elegancia al vestuario de los hombres.

Sin embargo, la incomodidad que causa la prenda después de unas horas, ha hecho que algunos empresarios consideren dejar la corbata en la casa.

El presidente del Grupo Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, explicó que en la empresa se ha permitido que los hombres trabajen sin corbata, sin que esto quiera decir que se haya prohibido.

“Hemos llegado a sitios de Nueva York donde los únicos que tienen corbata son los que vamos de Bancolombia y los porteros”, aseguró el directivo

Agregó que la idea es “que los trabajadores se sientan más cómodos, pero teniendo un código de vestuario dependiendo si van a realizar visitas a clientes o van a ciertos eventos”.

Yepes explicó que las empresas del grupo como Argos y Nutresa también están adoptando la iniciativa. “Sin embargo, hay que respetar los temas culturales, hay ciudades donde lo normal es usar corbata”, señaló.

La experta en protocolo y etiqueta, Diana Neira, reconoció que hay una tendencia a la informalidad. No obstante, advirtió que es un proceso complicado y difícil, ya que se requieren capacitaciones a los empleados para establecer un código de imagen.

“Esta tendencia empezó en Estados Unidos hace unos años. Por ejemplo, en Citibank quisieron implantarlo, pero lo suspendieron”, indicó Neira.

Según la experta, lo más complicado es definir el límite que pueden tener los empleados en cuanto a utilizar ropa cómoda en la oficina.

Frente al tema, el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), Juan Pablo Córdoba, aseguró que hay que reaccionar a lo que las nuevas generaciones desean y demandan. “En ese orden de ideas creemos que las nuevas generaciones no están muy identificadas con la corbata”, recalcó el presidente de la BVC.

Aseguró que “el mundo de hoy está más basado en el conocimiento, que en las formas. De tal manera, que si hay un trabajo de buena calidad que se siente más cómodo sin corbata, bienvenido sea, lo más importante es que se logren los objetivos de las compañías”.

En este sentido, algunas empresas han sido más flexibles en cuanto al vestuario en ciertos días de la semana. Por ejemplo, el viernes en la BVC pueden utilizar ropa menos formal y en la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) pueden usar jeans.

Así mismo, los comisionistas de bolsa a más tardar en la segunda semana de diciembre no usan corbata para ir a la oficina.

Según Yepes, con esto se pretende crear un ambiente de trabajo más agradable y menos tieso. “No solamente es el vestuario, es la actitud. También hemos realizado cambios para que la gente pueda trabajar en una oficina que esté ubicada cerca a su casa y están felices porque, por ejemplo, pueden ir a almorzar a su casa”, recalcó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?