| 9/24/2008 12:00:00 AM

EE.UU. busca gerentes con estómago fuerte

Se buscan gerentes para ejecutar un rescate de US$700.000 millones de Wall Street. Cualidades: entender los más esotéricos rincones de las finanzas y contextura fuerte para aguantar conmociones.

Esta es una tarea por la que algunos de los más prominentes gerentes de inversión del mundo posiblemente estén luchando por obtener en los próximos días, después que el Gobierno estadounidense propuso un rescate para ayudar a sanear el peor desastre financiero de la nación desde la Gran Depresión.

Consultados sobre las firmas mejor posicionadas para obtener el negocio, personas con información confidencial de la industria y consultores nombraron en primer lugar a PIMCO de Bill Gross y a BlackRock Inc de Lawrence Fink, dos de los mayores especialistas del país en renta fija que se las arreglaron para eludir gran parte del naufragio.

Hay otros, incluidos bancos de propiedad privada, que podrían ser convocados para llevar adelante una operación que, si usa los 700.000 millones de dólares disponibles, sería como cuatro veces el tamaño del mayor fondo mutual de Estados Unidos, el Growth Fund of America, y representaría alrededor de 2.000 dólares por cada ciudadano estadounidense.

Los administradores de dinero posiblemente estén tratando de posicionarse para operar una parte de la considerable cuenta y las generosas comisiones que probablemente cobrarían por tan complejo trabajo, dijeron expertos.

"Considerando los egos de esas firmas y las comisiones involucradas, van a querer una porción de ella," dijo Geoff Bobroff, consultor independiente de la industria de fondos.

Riesgo que corten su cabeza
Pero los administradores de dinero también estarán considerando los riesgos de transformarse en potenciales cabezas de turcos de políticos y contribuyentes si hay incluso un leve tufillo de conflicto de intereses y favoritismos.

"Esas firmas son claramente enormemente conflictivas. Y muchas de ellas se beneficiarían dramáticamente si esta basura tóxica fuera desterrada del sistema y sus portafolios podrían crecer," dijo Bobroff.

Para tener una idea, la tarea en una tarea difícil.

"Los administradores que sean seleccionados tienen que tener una experiencia en esta área y entender que no se trata sólo de la complejidad del mercado, sino, tan importante como eso, de cómo fueron estructurados y empaquetados estos instrumentos," dijo Rob Leary, presidente ejecutivo de ING Investment Management.

No va a ser fácil tener el derecho del precio de compra para activos incobrables que han sido la raíz de la crisis del crédito, instrumentos que "grandes científicos" de Wall Street, entre banqueros y operadores, han tenido dificultades para obtener una lectura durante muchos meses.

Si se paga demasiado las pérdidas de los contribuyentes crecerán, si se paga muy poco y los bancos caen podrían culpar al proceso de rescate.

La tarea también incluirá ayudar a decidir cuándo vender los activos que serán comprados y la gran esperanza del Gobierno es que podría haber incluso una ganancia si los mercados para los activos eventualmente se estabilizan.

Los administradores tendrán que caminar en una fina línea, entre ser vistos botando activos a precios de apuro o esperar más para moverse.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, ofreció muy pocos detalles sobre cómo serán adquiridos los activos o quién manejará esa tarea, y sólo dijo el domingo en Fox News que dependerá de "gerentes de activos profesionales" y "realmente expertos" para que lo ayuden.

Conflicto de intereses
Es un hecho que el Congreso cuestionará si alguno de los administradores de dinero nombrados se alza con información de mercado vital que pudiera ayudarlo a hacer dinero en fondos que operan para sus clientes institucionales o minoristas.

También habrá preguntas sobre cualquier relación que tengan con inversores cuyas agresivas ventas de activos relacionados con hipotecas puedan haber contribuido a la crisis.

El Tesoro reconoció el domingo el problema, cuando presentó una propuesta revisada que contempla tomar medidas para manejar potenciales conflictos de intereses que pudieran tener firmas externas.

Incluso deben ser incorporados administradores independientes de fondos porque funcionarios del Gobierno no tienen la experiencia, ni siquiera si Paulson pidiera prestadas unas personas a Goldman Sachs, el banco de inversión de Wall Street que encabezó antes de mudarse a Washington.

Muchos especialistas en renta fija incluso están ya pasando su domingo en la oficina, esperando posibles mensajes de Washington, dijeron varios administradores y consultores. Algunos esperan la convocatoria a varios gerentes y que se tome una decisión a mediados de la semana.

Lawrence Fink, conocido como "Mr Fix-It" (Señor Solución) en Wall Street por ser elegido por la Reserva Federal para ayudar a administrar el portafolio de Bear Stearns mientras avanza su venta a JP Morgan Chase, está previsto que encabece la lista de posibles candidatos para el trabajo.

Fink fue una de las primeras personas en Wall Street en hacer paquetes de obligaciones hipotecarias y popularizó el nuevo producto. Su firma, BlackRock, que administra aproximadamente 1,4 billones de dólares, evitó de buena manera la deuda considerada tóxica.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?