| 2/29/2012 7:00:00 AM

EEB ganó licitación para llevar energía al sur de Cali

La Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) le adjudicó el proyecto de construcción y mantenimiento de la Subestación Alférez de 230 kV y las líneas de transmisión asociadas, que atenderán la creciente demanda de energía en el sur del país.

La Empresa de Energía de Bogotá les ganó nuevamente el pulso a otras grandes empresas de transmisión como Interconexión Eléctrica (ISA) y Empresas Públicas de Medellín (EPM), tras ofertar el menor el menor valor presente del ingreso anual esperado para los próximos 25 años, correspondiente a US$6,45 millones.

La adjudicación implica el diseño, adquisición de los suministros, obras civiles, montaje, pruebas, puesta en operación y mantenimiento de la Subestación Alférez y las líneas de transmisión asociadas par la conexión de la subestación a la línea Yumbo-San Bernardino a 230 mil voltios.

Esta es la segunda adjudicación que recibe la Empresa de Energía de Bogotá en menos de dos semanas, a la que se suma la de la construcción de la Subestación Armenia.

“Este es un proyecto clave para la expansión y confiabilidad del sistema, pero sobre todo, es una infraestructura que nos permite avanzar para convertirnos en potencia energética regional”, dijo el viceministro de Energía, Tomás González.

La nueva subestación permitirá atender el crecimiento de la demanda de energía en la zona sur de la ciudad de Cali, garantizar altos niveles de confiabilidad para el Valle del Cauca y asegurar la futura conexión del doble circuito proveniente de la central Quimbo.

También viabiliza, en el largo plazo, una futura ampliación a 500 KV, con miras a la interconexión prevista con los países andinos hasta Chile.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?