| 8/5/2011 7:00:00 AM

Ecopetrol ¿buen o mal negocio?

Hasta el 17 de agosto va la segunda emisión de acciones de Ecopetrol. Muchos colombianos se preguntan si será una buena inversión. Análisis de Dinero.

Durante los primeros siete días de la segunda emisión de acciones de Ecopetrol (al 2 de agosto), se habían recibido ofertas por $463.163 millones. Esto muestra el interés que despierta la posibilidad de hacerse socio de la principal empresa del país y una de las 500 más grandes del mundo. “La gente que invirtió la primera vez y le fue bien quiere volver a hacerlo. Y la que no lo hizo no quiere quedarse nuevamente por fuera”, dice Carlos Torres, comisionista de Asesores en Valores.

Y no es para menos. Las 482.941 personas que invirtieron hace cuatro años hicieron el negocio de su vida. La acción salió a $1.400 y ha tenido una valorización de 166% a la fecha. Esto equivale a una tasa efectiva anual compuesta de 27,5%. Es decir, unas cinco veces más lo que rentó un CDT durante ese periodo (reinvertido constantemente).

No obstante, lo primero que debe tener en cuenta quien vaya a comprar en esta ocasión es que esto es irrepetible. La mayoría de analistas consultados por Dinero coinciden en afirmar que no hay que esperar grandes valorizaciones en el corto plazo y que, por tanto, no es una inversión para especular. “Será una valorización gradual y no explosiva como fue la primera”, afirma Felipe Campos ,de Alianza Valores. 

Si bien Ecopetrol es una gran empresa con un sólido desempeño financiero y operativo y unas altas expectativas de crecimiento, no está exenta de riesgos. La acción tiene un potencial importante de valorización y entrega buenos dividendos pero la expectativa de una venta de 10% de la compañía por parte del Gobierno (cuyo proyecto fue presentado al Congreso, al cierre de esta edición) y la culminación del proceso de democratización le quitan dinamismo al mercado. Además, es una acción que por múltiplos hoy sigue luciendo relativamente cara frente a sus pares y la compañía tiene la tarea pendiente de encontrar más petróleo. 

Por esto, quienes compren deben pensar más en que están haciendo una inversión en el mediano y largo plazo y estar dispuestos a asumir algo de volatilidad. El sector es por naturaleza riesgoso y su desempeño finalmente depende de lo que pase con los precios internacionales del petróleo, lo cual es impredecible. Lo mejor sería comprar de contado para aprovechar el descuento que se ofrece o considerar hacerlo a través de fondos voluntarios de pensiones para hacerse a beneficios tributarios (ver recuadro).

El negocio


“Ecopetrol no es solo la oportunidad de participar en uno de los sectores de mayor crecimiento en el país, sino en su empresa más representativa y con una exitosa historia de crecimiento, pues ha venido cumpliendo sus metas y con grandes expectativas de que las siga cumpliendo”, afirma José Fernando Restrepo, de Interbolsa. 
De hecho, durante el primer semestre del año, la compañía alcanzó los resultados financieros y operativos más altos de su historia. Una utilidad neta de $6,8 billones, 74,8% más que en el mismo periodo del año anterior, y una producción cercana a los 750.000 barriles diarios de petróleo (bdp), su meta para 2011. 

Con su agresivo plan de inversiones para los próximos diez años –más de US$80.000 millones, de los cuales se destinará 55% en exploración y producción–, la compañía espera alcanzar el millón de barriles diarios antes de 2015 y 1,3 millones a 2020. Esto es, casi duplicar su producción desde su nivel actual. 

Para financiarlo, la petrolera, además de los recursos de las emisiones, cuenta con un amplio cupo de financiamiento. Mucho más ahora que ha obtenido el grado de inversión por parte de las tres agencias calificadoras más importantes del mundo (Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s). “Este bajo grado de endeudamiento ($5,78 billones) significa que la compañía tiene la oportunidad de optimizar su estructura de capital, lo cual representa una gran fuente de valor para los accionistas”, afirma Mauricio Restrepo, de Bolsa y Renta.

Al comprar acciones de Ecopetrol, se está invirtiendo en el referente del mercado local, con un peso de 19,32% en el Índice General de la Bolsa de Valores de Colombia (IGBC), es una acción que nunca ha registrado un precio por debajo del de suscripción inicial de la emisión primaria y se ha valorizado por encima del mercado. “Es la acción benchmark del mercado colombiano y, por tanto, está en el portafolio de los fondos de pensiones que la defienden. Además, con el grado de inversión, estará cada vez más en el portafolio de los extranjeros”, agrega Restrepo. 

Asimismo, es una acción que brinda muy buenos dividendos. Según Alianza Valores, la rentabilidad del dividendo de Ecopetrol a precios actuales se encuentra en 4,23%, frente a un promedio de la industria de 2,5%. Y, dado que puede terminar este año con utilidades cercanas a $13 billones, en 2012 podría decretar más de $220 por acción; es decir, 5,9% del precio de emisión.

A esto se suma que Ecopetrol tiene un atractivo potencial de valorización. Según el consenso de los analistas en Colombia, su precio objetivo a 31 de diciembre de 2011 es de $4.400, lo cual daría una rentabilidad de 18,9% con respecto a sus niveles actuales. No obstante, esto no significa necesariamente que ese será su valor en el mercado en esa fecha pues hay varios factores que limitan la velocidad con la que el precio de mercado podría incorporar el valor fundamental de la empresa.

Los riesgos

Uno de los principales problemas para alcanzar su potencial continúa siendo la venta que el Gobierno ha anunciado de 10% de su participación en la compañía. Además, aún después de esta segunda emisión quedaría un porcentaje significativo de la empresa para ser democratizado. La oferta inicial es por $2,5 billones, que corresponde a 1,67% del capital suscrito de la compañía, frente a 9,9% que está autorizado por ley (aunque el cupo de la oferta podrá ser modificado a discreción de la junta de la compañía).

Esto genera la expectativa de una gran oferta futura de acciones, lo cual limita el crecimiento de los precios. Por tanto, de la forma en que se sigan coordinando y de la claridad respecto a estos dos procesos –que se esperan para 2012– dependerá el comportamiento de la acción en el futuro cercano. 

A mediano plazo, el otro gran reto de la compañía sigue siendo encontrar petróleo. Si bien las reservas probadas han venido creciendo, esto se debe principalmente a la revaluación de reservas ante la implementación de nuevas tecnologías en campos maduros, compra de algunos campos y extensión de los existentes, más que a grandes resultados exploratorios. Al cierre de 2010, las reservas alcanzaron los 1.714 millones de barriles de petróleo equivalente (mbpe), un crecimiento anual de 11,4%, con lo cual la vida media de las reservas alcanzó 9,1 años (cuando el promedio de la industria es de 12). Hay que incorporar reservas más rápidamente. 

De otro lado, una parte importante de sus buenos resultados se debe a los altos precios internacionales del petróleo que siguen rondando los US$95 por barril. Esto, sin duda, le añade volatilidad y riesgo al precio de la acción pues se trata de un mercado altamente variable que depende de múltiples factores a nivel global. 

De hecho, la volatilidad de los mercados internacionales implica otro riesgo para el papel de la petrolera nacional. En la medida en que empeore la situación de las economías desarrolladas, los inversionistas huyen de todo lo que consideran riesgoso y ahí se encuentran las acciones de los países emergentes. No en vano, la caída de la Bolsa de Valores de Colombia y de la acción de Ecopetrol en lo corrido del año se explica en parte por la turbulencia externa.

Otro factor a considerar es que, por múltiplos, el precio de la acción sigue siendo alto en comparación a sus pares regionales y mundiales a pesar del ajuste de los últimos meses. Por ejemplo, según datos de Correval a 28 de julio, su precio de mercado frente a su valor en libros (PVL) es de 3,62 veces mientras el promedio de las principales petroleras mundiales es de 1,54 veces. Del mismo modo, su relación precio ganancias (RPG) es de 13,45 veces frente a un promedio de 9,56 veces.?Para los defensores de la compañía, si bien por múltiplos es cara, es la única petrolera de un tamaño importante que está subiendo reservas y producción a tasas de dos dígitos. Además, tiene márgenes operativos (35% vs. 20,75%) y rentabilidad del patrimonio (32,38% vs. 18,28%) superiores al promedio. 

Entre los defensores están los analistas de Barclay’s, que consideran que la acción hoy tiene un precio justo y que dadas las alternativas de inversión que existen hoy en Colombia (que califican como limitadas y más caras), Ecopetrol aparece como la mejor opción para los inversionistas locales. “Es más, vemos esta acción como la más defensiva entre las petroleras latinoamericanas, debido a su posición de liderazgo doméstico, el papel activo de los fondos de pensiones y el bajo beta del mercado colombiano frente al brasileño”, sostiene un informe de Barclays.

Irrepetible

La segunda emisión de Ecopetrol es distinta a la primera. No solo será de un tamaño mucho menor –en 2007 se emitieron $5,72 billones (9,9% del capital), mientras en esta oportunidad la oferta inicial será por $2,5 billones (1,67% del capital)– sino que incluso el mismo emisor es distinto.

Hace cuatro años se trató de la emisión primaria de una petrolera estatal que acababa de implementar un nuevo modelo, hoy Ecopetrol es un grupo corporativo diversificado en diferentes segmentos (exploración y producción, refinación y petroquímica, transporte, biocombustibles) e internacionalizado (tiene operaciones en Colombia, Brasil, Perú y la Costa del Golfo de Estados Unidos).  “Es una compañía más madura”, afirma Daniel Velandia, de Correval. Esto muestra que la estrategia ha comenzado a rendir frutos. Sin embargo, también significa que cada vez será más difícil seguir creciendo a grandes ritmos ya que los retos son mucho mayores. Durante este periodo la capitalización bursátil de la compañía pasó de US$27.000 millones a US$81.000 millones.

La gente le está apostando al nombre de la empresa, su posicionamiento y a la experiencia pasada. Sin embargo, cuando se adquiere una acción se está comprando el desempeño futuro. Y, si bien el de Ecopetrol es muy promisorio, no está exento de riesgos. Por esto, así sea Ecopetrol hay que pensarlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?