| 5/19/2011 11:35:00 AM

EasyFly será la segunda aerolínea del país

La aerolínea quiere incrementar su oferta de vuelos en 73% este año, para ser la segunda más grande con esta medida. Ha aumentado sus ventas 50% en cada uno de los últimos tres años y multiplicó por cuatro la cantidad de pasajeros transportados.

La aerolínea de bajo costo aumentó sus ventas en 50% en cada uno de los tres años de operación y multiplicó por cuatro el número de pasajeros transportados. Van por vuelos directos a ciudades pequeñas. Le interesa participar en la oferta de Satena

 

Alfonso Ávila, presidente de la aerolínea colombiana más joven del mercado, EasyFly, dio a conocer los resultados de la vigencia 2010, los cuales dan cuenta de utilidades del orden de los $726 millones, al tiempo que se mostró complacido por el incremento del 50% en las ventas durante cada uno de los tres años de operación de la compañía.


Al iniciar el año 2007 EasyFly movilizaba un promedio de 350 pasajeros diarios, tres años más tarde, al terminar el 2010 transportó cerca de 1.300 pasajeros al día, multiplicando por cuatro el tráfico movilizado. En cuanto a la ocupación de los vuelos, este indicador aumentó 6 puntos al pasar de 61% al 67% entre 2009 y 2010, alcanzando el 80% en los meses de alta temporada.


En 2010 EasyFly incrementó su oferta en un 18%, pasando de operar una red de 12 rutas al iniciar el 2009 a 17 al finalizar el año pasado, con un incremento del 30% en la movilización de pasajeros. Las expectativas de la aerolínea para 2011 en este indicador son incrementar su oferta de vuelos en un 73%, pasando de 1.750 a cerca de 3.000 mensuales constituyéndose en la segunda aerolínea del país en número de vuelos con una participación en el mercado del 25% esperando transportar durante la actual vigencia 600.000 usuarios.


“El incremento de los vuelos está orientado a fortalecer la presencia en las rutas que conectan Bogotá con Yopal, Neiva, Barrancabermeja, Neiva y Armenia; así como las rutas que conectan Bucaramanga con la Costa Atlántica colombiana para ofrecer mejores horarios y una mayor conectividad”, aseguró el presidente de EasyFly, Alfonso Ávila.
La aerolínea que comenzó con cuatro aviones de tecnología inglesa, hoy tiene 10 y está a la espera de 3 aeronaves más para consolidar una flota de 13 Jet Stream 41, para lo cual la compañía ha realizado desde su creación inversiones por $26.000 millones.


“El éxito de la compañía radica en su eficiencia en cuanto a los costos, además el tener una flota única con un solo stock de repuestos y turbinas sin tener que duplicar esfuerzos, mecánicos o incluso pilotos, y el ofrecer vuelos directos, aspectos que llevan necesariamente a que esta eficiencia se vea reflejada en bajas tarifas para los usuarios”, afirmó Alfonso Ávila.


La aerolínea cuenta con cuatro centros de operaciones en el país, en Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Barranquilla, este último aprobado recientemente, desde donde se podrá viajar a Valledupar, Montería, además de las islas del Caribe si así lo definen los estudios en cuanto al número de pasajeros requeridos, ya que cuentan con aviones apropiados para este tipo de rutas, puesto que la densidad de tráfico no es muy grande.


Dijo el presidente de EasyFly que incluso les han hecho solicitudes desde Venezuela y Ecuador para viajar especialmente hacia las ciudades fronterizas de estas dos naciones, requerimiento que están estudiando detenidamente para considerar si es factible desarrollar las rutas, teniendo en cuenta que en el caso de Ecuador hay un acuerdo binacional con Colombia que contempla exenciones de impuestos para la empresa que opere entre estos dos países en esas ciudades.


Reparos frente al aeropuerto El Dorado e interés en Satena.


Alfonso Ávila se mostró preocupado por la situación que se vive en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, ya que tal como lo han expresado no sólo el presidente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata), sino también los directivos de las diferentes aerolíneas, este terminal aéreo se está quedando pequeño nuevamente a pesar de su plan de expansión, pues se hizo una planeación de crecimiento demasiado tímida y esto obliga a buscar salidas rápidamente, puesto que ante esta dificultad los operadores buscarán trasladar la operación a otras ciudades y dejar un menor porcentaje en Bogotá lo que podría ocasionar una crisis para los pasajeros que llegan a Colombia y limitaría el desarrollo de la conectividad con la capital colombiana, que en el mercado de la aviación es sumamente importante.


Considera Ávila que deben analizarse con premura las diferentes opciones: la construcción de un aeropuerto adicional en la Sabana de Bogotá, el desplazamiento de la operación que actualmente tiene Catam de aviones militares a otros aeropuertos y trasladar el tráfico ejecutivo de aviones corporativos a otros terminales aéreos, acciones que aliviarían la situación, aunque lo más importante es definir cuanto antes la creación de una nueva pista, lo que se constituiría en un proyecto de envergadura y como tal tardaría muchos años por lo que hay que comenzar prontamente.


De otra parte el presidente de EasyFly expresó su interés en participar del porcentaje que se privatizaría de la aerolínea estatal Satena, aunque manifestó que primero el gobierno debe resolver cómo contrarrestar la falta de rentabilidad por ser ésta una compañía con un objetivo social operando rutas que en muchas ocasiones no generan utilidades, lo que no resulta viable para la empresa privada que no puede comprar para perder por lo que deben establecerse las fórmulas para solucionar el dilema que se presenta en este sentido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?