| 5/29/2007 12:00:00 AM

Dólar sigue bajando

Analistas critican y ponen en tela de juicio la efectividad de las medidas adoptadas por el Gobierno para atajar la imparable caída del dólar y advierten que la tendencia, al menos en el corto plazo, seguirá siendo a la baja. La divisa podría llegar pronto a pisar los $1.800.

Según los analistas, pese a las medidas adoptadas por recientemente por el Gobierno y para controlar la caída en el precio del dólar, la tendencia parece continuar, algo que según ellos no es para alarmarse. Y aunque las estimaciones sobre qué pasará en el futuro se complican, por lo pronto ellos coinciden en asegurar que la forma en que se está haciendo no es la correcta, para lo que sería necesario empezar a pensar en otro tipo de medidas que contribuyan a la estabilización de la tasa de cambio.

El director de Investigaciones Económicas de Corficolombia, Andrés Restrepo, dijo que el dólar seguirá bajando en el corto plazo “porque las medidas del gobierno ni del Banco de la República han funcionado y no lo van a hacer en el corto plazo”. Además, destacó que hay factores que continuarán influyendo en la caída del dólar como por ejemplo la expectativa que han generado los grandes negocios que se han realizado en el país como la venta de Ecogás y Bancafé, además de los que están por venir, como por ejemplo el de Ecopetrol.

De otra parte, sostuvo que el déficit fiscal ha contribuido notoriamente al deterioro del precio del dólar e insistió que contrario a lo que muchos puedan pensar, “esto no es una crisis, si no una oportunidad que hay que aprovechar, es algo como una bonanza económica que no hay que dejar pasar ni parar imponiendo medidas que no sirven. Este buen momento sirve para blindarnos contra choques externos y le da la oportunidad al Gobierno Nacional de recomponer el balance del país”.

Por su parte, el jefe de Investigaciones Económicas del Bancolombia, Daniel Niño, consideró que en poco tiempo el precio del dólar estará bordeando los $1.868 y recalcó que en este momento hay inversión extranjera en el país de los propios nacionales. “Para fin de año tenemos una proyección de que el dólar estará en $2.194 y en este momento estamos a la espera de varios sucesos que ocurrirán en junio como la reforma a la Ley de transferencias, la determinación que tome el Banco de la República sobre la parada en las tasas de interés, el tema del plan financiero del Gobierno para el próximo año, el Plan Colombia y otros temas que se están manejando en Estados Unidos”.

El jefe de investigaciones económicas de Serfinco, Luis Fernando Barahona, dijo que detrás de la revaluación están capitales de largo plazo que no pueden ser trancados con las medidas que se pusieron en vigencia. “Los agentes están viendo que este tipo de medidas puedan funcionar y por lo tanto se esta especulando con una caída adicional en la tasa de cambio”. Agregó que la percepción de riesgo ha disminuido y esto ha atraído a inversionistas extranjeros.

Por último, el analista senior de la firma Corredores Asociados, Julián Cárdenas, consideró que “el Gobierno está perdiendo la oportunidad de llegar a un grado de inversión mucho más rápido debido a las medidas que ha implementado y se le olvidó el aumento en la calificación que le hicieron a la economía el año anterior, lo que atrae a los inversionistas”. Además, sostuvo que la baja en la tasa de cambio estará muy pronto en los $1.900, en $1.850 en un mes y a fin de año estará en $1.800.

Los expertos coincidieron en criticar la medida del Gobierno que castiga con un depósito no remunerado por seis meses la inversión de portafolio, asociados a los capitales golondrina. Así mismo, indicaron que sería completamente un error en la política económica pensar en imponer un tipo de tasa de cambio fijo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?