| 11/11/2011 7:00:00 AM

Divorcio familiar entre socios de Nicolukas

Una de las pastelerías más reconocidas del país, con más de 30 años en el mercado, decidió escindir a tres de sus accionistas -todos familiares- con lo que disminuye su patrimonio de $6.287 millones a $4.458 millones.

Las sociedades por acciones simplificadas Varaca, Inversiones Quántum y Luisa Fernanda Aranda & Cía. decidieron separarse del lucrativo negocio.

Lo curioso es que los dueños de estas empresas son miembros de la familia Arana Serrato: Beatriz (madre) y Juan Carlos y Luisa Fernanda (hijos).

Ana Beatriz Serrato (representante legal de Varaca), fue la fundadora, hace tres décadas, de lo que hoy es Nicolukas, y años después Juan Carlos Arana asumió las riendas económicas que posteriormente compartiría con su hermana Luisa Fernanda.

Ahora, la familia plantea una escisión de las tres sociedades beneficiarias de Nicolukas, con lo que los activos de la empresa pasarán de $12.033 millones a $9.716 millones, los pasivos bajarán levemente a $5.258 millones y el patrimonio lo hará a $4.458 millones.

Esta empresa de alimentos nació en 1980 como un pequeño negocio familiar de venta de pasteles y se consolidó hasta ubicarse hoy en día dentro de las 30 compañías de productos alimenticios que generan más utilidades en el país.

En 2010, firmó contrato de estabilidad jurídica con el Ministerio de Comercio para ampliar la planta de Chía y abrir dos locales más, en una primera etapa; y la segunda consistía en la construcción de una planta nueva y apertura de tres locales más.

Este proyecto tiene un plazo de ejecución entre 2009 y 2017 y demanda una inversión total de $5.656 millones.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?