| 12/12/2008 12:00:00 AM

Detenido ejecutivo bursátil acusado de fraude gigantesco

Uno de los ejecutivos más importantes de Wall Street confesó haber cometido un gigantesco fraude de alrededor de US$ 50.000 millones. Fue denunciado por sus hijos.

Uno de los principales ejecutivos de Wall Street durante casi 50 años, que creó de la nada una de las firmas de inversiones más prestigiosas, confesó haber cometido un gigantesco fraude que costará a los inversionistas por lo menos 50.000 millones de dólares, dijeron las autoridades federales.

 

Bernard L. Madoff, de 70 años, encara una acusación de fraude y se negó a hablar con los periodistas, después que un magistrado federal de Manhattan ordenó el jueves por la noche su liberación bajo fianza de 10 millones de dólares.

 

El director adjunto de supervisiones de la Comisión de Cambio y Bolsa (SEC por sus iniciales en inglés), Andrew M. Calamari, dijo que el organismo presentó una denuncia civil paralela por fraude bursátil y dijo que es un "fraude anonadante de proporciones épicas". 
 

La SEC dijo que intenta obtener ayuda de emergencia para los inversionistas, incluyendo la congelación de activos y la designación de un administrador que liquide la firma. La audiencia tendrá lugar el viernes.

 

Si las denuncias penales llegan a ser verdad, podría ser el mayor fraude en la historia financiera de Estados Unidos perpetrado por una sola persona. Casi todas las denuncias emanan de relato que hizo Madoff a dos agentes del FBI y a tres ejecutivos de su firma, Bernard L. Madoff Investment Securities LLC. 
 

De ser verdad, sería una vertiginosa caída para Madoff, ex presidente de la bolsa de valores Nasdaq que fundó su empresa en 1960 con 5.000 dólares que ganó cuando trabajaba por hora como salvavidas en las playas de Long Island.

 

Los investigadores dijeron que el delito de Madoff comenzó en un negocio separado y altamente secreto sobre asesoría financiera destinado a un grupo de 11 a 25 clientes con un total de unos 17.100 millones de dólares en activos bajo su gerencia.

 

La denuncia penal firmada por el agente del FBI Theodore Cacioppi dijo que Madoff indicó a tres ejecutivos de la empresa el miércoles en su apartamento de Manhattan que el negocio de asesoría inversionista era un fraude y que era insolvente desde hace años, habiendo perdido por lo menos 50.000 millones de dólares.
 

Madoff dijo a los empleados que está "acabado", que tiene "absolutamente nada", que "todo es solamente una gran mentira" y que "básicamente fue una gran pirámide de Ponzi", según la denuncia presentada en los tribunales.

 

Los empleados entendieron que la admisión de Madoff significa que "durante años pagó intereses a ciertos inversionistas del capital recibido de otros inversionistas", estipuló la denuncia.

 

De ser convicto, Madoff podría encarar hasta 20 años de cárcel y una multa de 5 millones de dólares.

Dinero y AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?