| 6/3/1999 12:00:00 AM

Desconcentrar las cuentas

La concentración de los recursos públicos en un pequeño grupo de entidades financieras podría estar generando distorsiones en los resultados del sector bancario. Una distribución más equitativa de esos recursos, que superan los $2 billones, sería un buen refuerzo de los planes de salvamento que el Gobierno ha diseñado. Estas cuentas son una importante fuente de recursos sin costo para los establecimientos bancarios. Esto se concluye de un análisis realizado sobre el comportamiento de las cuentas corrientes del sector público entre 1994 y 1998.



De acuerdo con cifras de la Superbancaria, durante los últimos 5 años los recursos depositados por el Gobierno en cuentas corrientes se han dirigido en mayor medida a 9 entidades: Popular, Caja Agraria, Ganadero, Bancafé, Estado, Bogotá, Bancolombia, Occidente y Santander. Los demás bancos sólo han manejado el 5% de las cuentas corrientes oficiales. Las entidades públicas han concentrado el 39,8%, el Grupo Aval el 29,5% y el Ganadero el 16,7% en el promedio de los 5 años.



Si se considera el valor de las cuentas corrientes públicas en 1998, se le resta el encaje promedio y se estima el rendimiento de esos recursos, el resultado es que los ingresos derivados de las cuentas públicas a diciembre de 1998 fueron de $522.490 millones. De no existir esas cuentas, las pérdidas del sistema financiero el año pasado no habrían sido de $602.057 millones, sino de $984.049 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?