| 4/3/2007 12:00:00 AM

Desarrollo y crecimiento profesional en el sector financiero

Históricamente las personas se vinculaban a una empresa con el propósito de asegurar un futuro ligado a una seguridad laboral con pocos cambios funcionales.

 

Por Andrés Ruiz
Responsable formación y desarrollo BBVA Colombia
 

En la actualidad, los nuevos profesionales tienen una serie de motivadores y satisfactores necesariamente asociados a tener planes de carrera que cumplan con sus expectativas.

El desarrollo profesional, a pesar de ser cada vez más lateral que horizontal, es el principal factor de vínculo de los empleados con sus empresas. El permanecer largos períodos desempeñando el mismo cargo, es motivo de ruptura. Muestra de lo anterior, es el alto índice de rotación que presentan actualmente las compañías.

El sector financiero no puede ser ajeno a este tema. En un entorno organizacional, tan competido en el ámbito de resultados y en el ámbito profesional, comentario que puede sonar como frase de cajón, pero que hace parte de nuestra realidad laboral, la formación se convierte en la fuente numero uno, para lograr el crecimiento o desarrollo profesional.

Si bien es cierto, las organizaciones invierten una suma importante en mantener actualizado su recurso humano, este esfuerzo por si solo, no es suficiente si su gente no aporta adicionalmente en autoformarse. El tema va mas allá que centrarse en reforzar los conocimientos genéricos o específicos de un cargo, ya que en la actualidad cobra especial atención el desarrollo de habilidades y competencias organizacionales (Servicio al Cliente, Liderazgo, Dirección de Equipos etc.) en los individuos, como forma de asegurar los resultados y ese peldaño adicional a escalar que anhelamos todos como profesionales.

Adicional a la formación, existen otros puntos a considerar como elementos que hacen parte de esa cuota que debe poner el empleado, para llegar a posiciones superiores, me refiero al compromiso de sentir la empresa como propia, sus retos y metas como desafíos, actitud positiva ante el cambio ya que esta hace parte del dinamismo actual de las organizaciones y aporte en la generación continúa de valor en la empresa a través de la milla extra manifestada en innovación, creatividad y eficiencia.

Todos somos concientes que los productos o servicios ofrecidos por las empresas a sus clientes, pueden ser iguales o similares pero también, somos concientes que la verdadera diferencia está marcada por el aporte de su gente, motivo por el cual procesos de retención y atracción de talento se convierten en pilares de éxito futuro...

La competitividad y resultado de las empresas sólo se lograrán a través del aporte y crecimiento integral de su equipo de colaboradores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?