| 11/27/2008 12:00:00 AM

Debate por el suministro de gas

Acolgen advierte que la oferta de gas hoy no está en firme para las térmicas en el país.

Los generadores de energía advirtieron sobre el panorama de incertidumbre que se está generando alrededor del suministro de gas para las plantas térmicas, pues en los próximos tres años están por vencerse los contratos de suministro de 200 GBTUD y las ofertas que están haciendo los productores es de gas interrumpible y no en firme.

“En estas condiciones es muy complejo realizar contratos a futuro en el suministro de energía. Cómo se pueden garantizar suministros de energía en firme, si no hay una oferta de gas en firme”, se pregunta María Zulema Vélez, presidente de Acolgen, el gremio que agrupa a los generadores de energía.

Aunque para el gremio no hay riesgo ni amenaza de racionamiento, la preocupación surge porque la energía térmica le da soporte y confiabilidad al sistema y hoy el gas, representa el 25% de la generación de energía del país.

Si no se consigue gas en firme, las opciones para las termoeléctricas son muy costosas. Por un lado, las que funcionan a gas, pueden ser duales solo con fuel oil, y el costo de este insumo es muy alto -casi tres veces los del gas, según cálculos de Acolgen- y la otra opción es generar con carbón pero significaría casi que construir una nueva planta.

De otro lado, para el gremio también hay un cuello de botella en el transporte. La expansión del gasoducto Ballenas-Barranca se dará en junio de 2010, “con el riesgo de demorarse hasta un año más y hoy ya está sobrevendida su capacidad”, dice Vélez.

Frente a la posición de los industriales que han advertido sobre el aumento en el precio de la energía en contratos directos en el mercado no regulado, para Vélez el impacto se ha dado por los aumentos de insumos como el gas, el carbón y el fuel oil. “Pero en 2013 los precios deben caer, como sucedió a principios de esta década cuando había una gran oferta de energía. Para dentro de cinco años cuando entren los proyectos de la primera subasta de energía, la oferta se ampliará y, seguramente, los precios podrán ceder”, señala Vélez.

De hecho, la Andi en un comunicado de hoy advierte que “por el momento y dado el buen contexto hídrico de corto plazo, los descensos acelerados en las cotizaciones mundiales de petróleo y gas y las normas que sobre precios de gas estudia el Gobierno Nacional, sugerimos a las empresas en proceso de negociación de contratos de largo plazo, acudir transitoriamente a otros mecanismos de abastecimiento eléctrico como lo es la Bolsa de Energía, mientras los generadores transmiten estos fundamentales a sus ofertas”.

Acolgen está a la espera de un nuevo decreto por parte del Ministerio de Minas que les permita por un lado a los generadores poder comercializar en el mercado secundario gas excedente que hayan comprado –con la regulación actual, esta práctica está prohibida- y sanciones a los productores de gas que cambien la naturaleza de la oferta.

La inversión

Vélez resaltó la importancia de las subastas de energía que se dieron este año y que le permitirá al país tener capacidad adicional en el periodo 2012-2018 por 3.419 megavatios que representan una inversión cercana a los US$6.300 millones.
Para el año entrante se requerirán cerca de US$500 millones en el desarrollo de estos proyectos y dada la crisis financiera mundial, las empresas están buscando recursos de la banca multilateral, de fondos de capital de riesgo internacional y adelantan conversaciones con los fondos de pensiones locales.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?