| 11/15/2011 8:11:00 AM

De fundación a banco de microfinanzas

A partir del mes de noviembre, la Fundación WWB Colombia, uno de los protagonistas del microcrédito en Colombia se transformó en el Banco WWB. Clara Serra, presidente del banco explica la estrategia.

Tras 30 atendiendo el mercado de microcrédito en el país, la Fundación WWB decidió dar el salto y convertirse en el Banco WWB. Esta etapa la inicia con más de 230.000 créditos vigentes y una cartera que supera los $620.000 millones. Para final de año se estima que los créditos serán de unos 300.000 y superarán los $630.000 millones.

Según Asobancaria, hace apenas cinco años los microcréditos llegaban a 530.000, cifra que para este año ha crecido a 1,3 millones, destacando el liderazgo en este campo gracias al marco institucional y la estabilidad macroeconómica.

Clara Serra, presidente del Banco WWB, conversó con Dinero.com y explicó lo que viene en su estrategia.

¿Cómo se dio el salto a banco y qué productos nuevos van a lanzar?
En estos diez meses enfocamos la atención fue en estabilizar la relación con la Superintendencia Financiera y diseñar nuevos productos que se van a implantar en 2012, es decir toda la estrategia de captación. Ya este año salimos con la cuenta de ahorro básica; con los CDT Premium para los excedentes de liquidez de las empresas y los CDT Tu Futuro para todos los clientes a partir de $1 millón.

¿Y el año entrante?
Saldremos con la cuenta de ahorro completa y la cuenta corriente. Además, tenemos pensadas inversiones por unos $10.000 millones para abrir unas 20 agencias adicionales (que se sumarían a las 100 que hoy operan en 20 departamentos) e invertir en tecnología de punta. Queremos crecer de manera sólida organizada y estratégica, como lo hemos hecho. Nuestra meta no es lograr resultados de cortísimo plazo, la estrategia es de largo plazo siempre mirando hacia la rentabilidad de la institución para responder a las expectativas de nuestros inversionistas y también de nuestros clientes.

¿Cuál va a ser el foco?

Vamos a seguir enfocados en microcrédito, pero también estamos atendiendo ya pequeña y mediana empresa. Son metodologías y análisis de riesgo distintos. Y estamos en el montaje de los otros productos. En 2012 vamos a hacer un piloto para el crédito de consumo.

¿Y fuentes de financiación?
Vamos a tener una emisión de bonos el año entrante. Estamos estructurando esa emisión, en unas semanas tendremos ya la calificación y estamos trabajando en ello.

¿Para cuándo sería?
El primer trimestre del año entrante.

¿Sería una sola o varias a lo largo del año? ¿A cuánto ascendería?
Tenemos un monto establecido que se va a repartir en varios tramos. Preferiría contarle más cuando estemos a punto de lanzar los bonos.

¿Y emisiones de acciones?
Por ahora, en el futuro inmediato no. Pero apenas sea una alternativa, la daremos a conocer.

¿Cómo está la cartera hoy?
Hemos tenido indicadores de morosidad excelentes. La cartera mayor de 30 días que es determinante para el microcrédito es de 4%. El plazo promedio de nuestros créditos es de 18 meses. Los montos promedios son de $2 millones pero tenemos cartera de $25.000 millones en pymes y esperamos darle mucha fuerza en lo que resta del año y hacia adelante.

¿Cómo van a cerrar este año?
Cerraremos con unos 300.000 créditos vigentes y una cartera de $630.000 millones.

¿Y para 2012?
Estamos precisamente en la etapa de definir el presupuesto del año entrante y no quiero comprometerme con cifras.

Dada la consolidación del sector y la llegada de nuevos jugadores, ¿les han hecho coqueteos para una eventual compra?
Muchas veces, desde 2005. Sí hemos tenido coqueteos. En este momento el accionista mayoritario es la fundación WW Colombia con un 85,8% dueña del banco WWB; los minoritarios que tienen 14,2%, son tres entidades internacionales. A corto plazo no hay estrategia para variar esa composición accionaria.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?