Revista Dinero

Para él, si bien la situación mundial genera incertidumbre, al mismo tiempo está sirviendo como catalizador de inversión para que las compañías miren esta región como un lugar donde pueden tener mayores rendimientos.

| 1/18/2012 6:00:00 PM

De canciller a banquero

Jaime Bermúdez entró a la banca de inversión y hoy preside Lazard en Colombia. Participó en dos de las operaciones más grandes en el sector financiero del país: las ventas de Correval y Colpatria.

A mediados de 2010, cuando el entonces canciller Jaime Bermúdez Merizalde alistaba su retiro del cargo por el cambio de gobierno, ya tenía claro qué quería hacer después del 7 de agosto: quedarse en el país y trabajar en el sector privado, promoviendo inversiones para Colombia y la región.

Pero lo que no tenía claro era cómo. Le llegó entonces una oferta de Lazard, un banco de inversión internacional, para que dirigiera la operación en Colombia como parte de su expansión en la región.

Desde su nuevo cargo, Bermúdez ha sido protagonista de dos de los mayores negocios del sector financiero en el país que se anunciaron el año anterior: primero, la compra de 51% de Colpatria por parte del banco canadiense Scotiabank, por US$1.000 millones; y unas semanas después la adquisición –ya para cerrar el año– de 51% de la comisionista de bolsa Correval, que quedó en manos del Banco de Crédito del Perú, cuya operación se acercó a los US$80 millones.

Sin embargo, no son las únicas operaciones que Lazard ha logrado en su corta historia en Colombia. Una de las operaciones que catapultó a esta firma en el sector petrolero fue la estructuración del Oleoducto Bicentenario, cuya inversión se acerca a los US$5.000 millones.

Antecedentes
Bermúdez es reconocido por su capacidad de gerencia y su extraordinario don de gentes. Es abogado de la Universidad de Los Andes y, a finales de la década del 90 estudió en Oxford, Inglaterra, donde conoció a Álvaro Uribe Vélez. Como presidente de la República, Uribe tuvo cerca a Bermúdez, primero como asesor externo en comunicaciones y, posteriormente, en el campo diplomático, donde se desempeñó como embajador de Colombia ante Argentina y después como Canciller.

De allí dio el salto hacia la banca privada. Lazard es un asesor financiero con presencia en más de 30 países. América Latina es una de las regiones donde mayores apuestas hace la firma, que ya tiene presencia en Argentina, Chile, Perú, Panamá, Colombia, México y Brasil. Su entrada a la región se dio en Argentina, con la compra del banco MBA, de tal manera que –salvo México y Brasil– en los demás países la operación es MBA Lazard.

Para Bermúdez, el modelo une dos beneficios. Uno, el conocimiento que tiene la empresa en distintos mercados del mundo y que puede incorporarlo en proyectos en la región, como la estructuración del Oleoducto Bicentenario, que se dio con el apoyo la oficina en Londres, que trabajó proyectos similares en Europa. Y dos, la conformación de equipos locales que facilitan la acción de “su músculo en tiempo real, más ahora que están pasando tantas cosas en América Latina”, dice. En el mundo, Lazard ha participado en el asesoramiento a General Motors en el acuerdo con el gobierno de Estados Unidos y en la reestructuración de la deuda griega, además de operaciones en fusiones, adquisiciones y emisiones de acciones.

Las oportunidades
Las posibilidades que tiene la empresa para crecer en la región son gigantes. Bermúdez cita el reciente informe de la Cepal sobre inversión extranjera, que muestra que los recursos externos han crecido 54% en el último año hacia esta parte del mundo. “Latinoamérica se ha convertido en un lugar atractivo para invertir y Colombia pasa por el mejor momento de su historia en términos de inversión extranjera y de oportunidades de negocios, sabiendo que hay temas sensibles por resolver, como consolidar la seguridad y la infraestructura”, dice Bermúdez.

Para él, si bien la situación mundial genera incertidumbre, al mismo tiempo sirve como catalizador de inversión para que las compañías miren esta región como un lugar donde pueden tener mejores rendimientos. ¿Dónde estarán las oportunidades? “La maduración del mercado de capitales y la integración de las bolsas en la región generarán una mayor consolidación en puestos de bolsa, la expansión de las compañías colombianas en el exterior y no solo las adquisiciones en el país, y en nuevos desarrollos en sectores como petróleo, minería e infraestructura, entre otros”, puntualiza Bermúdez.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×