| 10/14/2011 2:20:00 PM

De armas tomar

Beatriz Uribe Restrepo es la primera mujer elegida presidente de la junta directiva de la Andi. Su nombramiento refleja el cambio que vive el sector empresarial del país.

En días pasados, Beatriz Uribe Restrepo, presidente de Mineros S.A., fue nombrada presidente de la junta directiva de la Andi. Se trata de un hecho histórico por dos razones. La primera, nunca una mujer había ocupado esa posición desde que fue fundado el gremio, en 1944. Y dos, por ser la segunda vez que una com-pañía minera llega a ese cargo, reservado generalmente para las empresas manufactureras. La excepción fue Sergio Restrepo, de Cerrematoso, quien ocupó la presidencia de la junta unos años atrás.

Y es que la Andi ya no es solo una Asociación de Industriales. Cada vez es más una agremiación de empresarios, donde tienen espacio otros sectores de la economía, como la minería. Al fin y al cabo, se trata de uno de los sectores que más peso está teniendo en el producto interno bruto, con un crecimiento de 9,7% en el primer semestre de este año. Además, es una de las locomotoras del presidente Santos y por eso su enorme importancia dentro de este gobierno.

“Entre tantos sectores de la economía darle la oportunidad a alguien vinculado al sector minero de presidir la junta de la Andi es un reconocimiento a la importancia que el sector tiene en el país en estos momentos”, asegura Beatriz Uribe.

Sin embargo, ella también tiene claro que para liderar la junta del gremio más poderoso del país es necesario dejar a un lado la camiseta personal y ponerse la institucional, “buscando el bien común de toda la agremiación”.

En ese escenario, Uribe –considerada por diferentes empresarios como un ejemplo gerencial en el país– tendrá varios retos por delante: los tratados comerciales que están en la agenda, la crisis internacional y el surgimiento de nuevas agremiaciones empresariales por fuera del resorte de la Andi.

“Es necesario buscar una mayor coordinación y un agrupamiento de los intereses de las empresas que conforman la Andi”, advierte Uribe. Y agrega: “en estos momentos el sector empresarial tiene preocupaciones de estabilidad jurídica, del desarrollo del comercio exterior y, sin duda, la preocupación colectiva es buscar que la crisis internacional nos toque lo menos posible. Allí habrá que cerrar filas con el Estado”.

¿De dónde viene esta empresaria? Beatriz Uribe es economista de la Universidad de Antioquia. Inició su vida laboral como directora de mercadeo de Noel. Luego ingresó a Mineros como gerente financiera y desde el año 2000 se desempeña como presidente de la entidad. “Tengo una hoja de vida muy larga en años, pero muy cortica en cargos”, asegura jocosamente.

Mineros fue por años la única compañía del sector listada en la Bolsa de Valores y la mayor productora de oro en el país y Uribe una de las mujeres que más tiempo ha estado al frente de una compañía en el país.?“En Mineros nos hemos empeñado en hacer una minería sostenible, respetuosa del medio ambiente y de las comunidades”, asegura Uribe.

Dentro de la organización se define como la coequipera para alcanzar la meta que se ha propuesto la empresa: multiplicar por cuatro la producción en los próximos diez años que le permita mantener el liderazgo en este renglón. Hoy, Mineros produce cerca de 120.000 onzas de oro anuales y, con nuevos yacimientos en Colombia y en otros países de América Latina, espera llegar a 500.000 onzas en ese periodo.

Este año los ingresos de la compañía bordearán los $300.000 millones, lo que representa un incremento de 57% con relación al año anterior. Esto es producto no solo del aumento del precio internacional –que en los últimos días ha venido en proceso de corrección, según ella–, sino también del aumento de la producción.

Además, Mineros está invirtiendo en nuevos proyectos una cifra cercana a los US$25 millones, mientras en el campo operativo el monto supera los $60.000 millones.

Uribe es una paisa a la que le encanta ir a cine, hacer ejercicio, oír música, leer y disfrutar de sus dos hijos, pero especialmente de sus dos nietos. Su arraigo a la región lo describe muy bien el libro que está leyendo por estos días: Eso nunca se sabrá, de María Cristina Restrepo. “Me encanta porque es una literatura costumbrista y un retrato de la sociedad antioqueña de los años 40”.

Beatriz Uribe ‘escribe’ un nuevo capítulo en la dirección de la Junta de la Andi que, sin duda, será ahora a ritmo paisa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?