| 12/12/2008 12:00:00 AM

Cuidado con las mesas de dinero paralelas

Mauricio Rosillo Rojas presidente saliente de la AMV hablo con Dinero.com y le contó sobre su gestión y el peligro de las mesas de dinero paralelas para el mercado de valores.

Para Mauricio Rosillo, Presidente del Autorregulador del Mercado de Valores AMV, lograr mancomunadamente con el Estado colombiano la erradicación de las “mesas de dinero paralelas” es un reto que se impuso cumplir su entidad en el mediano plazo.

“El fenómeno creciente de antiguos corredores o traders que fueron expulsados del mercado de valores por operaciones fraudulentas y que a pesar de esta condición constituyeron oficinas en las que atienden y asesoran a personas e invierten sus dineros, es una forma de captación masiva ilegal de dinero como lo es una pirámide”, señala.

“El gobierno debería enfocarse ya en este problema pues es responsabilidad directa suya, puesto que el brazo sancionatorio nuestro solo llega hasta las entidades reguladas, lo que no nos permite actuar contra de este mercado paralelo. El gobierno lo puede hacer de forma directa como lo hizo con las captadoras ilegales de dinero”, complementó Rosillo.

Sanciones
Durante estos años la AMV le ha hecho frente a las operaciones indebidas en el mercado de valores, las cuales según su presidente, han atacado decididamente, evitando que los inescrupulosos defrauden a los clientes o a las entidades donde trabajan.

Entre las operaciones más comunes y que han sido sancionadas se destacan las que se efectúan usando información privilegiada en beneficio propio, las que toman indebidamente recursos de los clientes, las que emplean de manera irregular títulos de los portafolios de los inversionistas y las que manipulan el mercado.

Para detectar estas maniobras la AMV vigila en tiempo real las operaciones con sistemas de cómputo basados en esquemas de riesgo que concentran la supervisión en los temas más importantes y de mayor impacto para el mercado. Es el mismo método que emplean los grandes supervisores financieros en el mundo.

También se valen de informantes dentro del mercado que permanentemente le reportan a la entidad nuevas modalidades de fraude. En Colombia se empezará muy seguramente a usar el esquema canadiense, donde el autorregulador tiene informantes en los bares de moda que frecuentan los operadores, con el propósito de obtener esta información. De hecho el 60% de las investigaciones iniciadas a corredores salen de esas conversaciones en estos sitios

En el país los resultados muestran el trabajo de la AMV. En los últimos dos años se han adelantado 231 investigaciones preliminares, como si se abriera una cada tres días. De esas, 28 personas han recibido amonestaciones, se han impartido 34 multas, se han hecho seis suspensiones del mercado y una expulsión.

Con todo, esa estadística no satisface a Rosillo. “Los resultados no se miden por el número de sanciones que la entidad imponga. Se es más exitoso si se lograran reducir y llegar a cero, porque esto indicaría que el tema preventivo y educativo estaría funcionado” afirmó.

La certificación
La certificación de profesionales es el procedimiento mediante el cual las personas naturales obligadas a inscribirse en el Registro Nacional de Profesionales del Mercado de Valores, acreditan la capacidad técnica y profesional ante AMV. Es como una licencia para actuar en el mercado de valores.

La certificación tiene dos componentes. Uno relacionado con la capacidad técnica y profesional y otro, con la verificación de antecedentes personales. El proceso de certificación se surte con los dos pasos completos, no solamente con la presentación y aprobación de los exámenes.

Según datos de la AMV, a 30 de noviembre se habían presentado 9.871 exámenes, de los cuales el 80% fueron aprobados y el 20% reprobados.

Hay otros exámenes que presentan los directivos de las entidades, de carteras colectivas y de fondos de pensiones. De estos se han presentado 94 exámenes.

En Colombia hay 2.204 profesionales certificados a la fecha y 3.827 certificaciones (un individuo se puede certificar en varias modalidades). Son 1.673 certificados en renta fija, 1.083 en renta variable, 636 en derivados, 131 en carteras colectivas, 60 en fondos de pensiones y en la Bolsa Agropecuaria, hay 70 certificados en productos financieros y 68 en productos físicos.

Para el proceso de certificación se ha desarrollado un banco de 5.000 preguntas que estadísticamente se van eliminado cuando se repite varias veces o cuando el programa de computador estadísticamente las identifica como las más difíciles o más fáciles.

A diciembre 31 deberán encontrarse certificados directivos, digitadores y asesores comerciales. La AMV recibirá documentos hasta el día 29 de diciembre para que los usuarios queden certificados a 31 de diciembre.

Hoy la preocupación del autorregulador se centra en los asesores comerciales ya que tan solo 413 han presentado las pruebas y solo el 68% las han aprobado. Eso deja un grupo muy pequeño de personas autorizadas para ejercer el próximo año. Quién asesore en el mercado sin la certificación recibirá sanciones que también podría asumir la entidad que le permita operar a esta persona.

El futuro de la entidad
La AMV tiene planeado para el año entrante varias cosas. En primer lugar piensa crear un mecanismo de e-learning con el fin de que las personas interesadas puedan estudiar desde sus casas y actualizarse. En segundo lugar, se seguirá mejorando y aumentando el banco de preguntas. En tercer término, ofrecerá certificaciones voluntarias para personas que quieran tener una ventaja en su historial laboral, o para operadores como los de divisas, que en la actualidad no tienen que certificarse, o los de back-office y de otros productos financieros.

“Dejo una entidad que genera confianza al mercado y al Estado Colombiano. En el ámbito internacional nos encontramos a la vanguardia. Nuestro sistema es el más avanzado y reconocido por muchos países”, dice Rosillo.

La AMV es uno de los tres esquemas más avanzados del mundo. “Por encima de nosotros están el sistema Finra en Estados Unidos, y el AIRO de Canadá. El reconocimiento es tan amplio, que otros países vienen frecuentemente a revisar el esquema colombiano a mirar la experiencia nuestra. Entre esos se encuentra Chile, Brasil, Uruguay este último en estos momentos lo estamos asesorando en el montaje de certificación”, añade. Por eso Rosillo tiene la presidencia del comité de trabajo de Cosra, el consejo de reguladores de América.

“Logramos la certificación ISO9001 para todos nuestros procesos. Lanzamos una estrategia para educar al inversionista con la cartilla del ABC del inversionista, para que ellos entiendan los riesgos de participar en el mercado, sus derechos, y obligaciones a través de foros educativos y cartillas” complemento Rosillo

En conclusión Mauricio Rosillo se siente satisfecho de su gestión como presidente de la AMV durante estos años. Dice que se ha hecho un esfuerzo por autorregular no solo a los comisionistas de bolsa sino a todo los intermediarios del mercado de valores. Se creó una entidad independiente de los mercados, que supervisa, sanciona, regula y certifica.

En el tema de la gestión regulatoria siente que hay un cambio filosófico importante ya que por primera vez las normas no salen del gobierno sino de la misma industria que discute los parámetros de conductas a seguir. En este punto se destaca la regulación relativa a la administración de conflictos de intereses que tanto preocupa a los inversionistas.

La gestión tiene una buena acogida en el mercado. Una encuesta de Consumer Inset muestra que más del 80% de la industria ve como muy positiva la labor del autorregulador y más del 90% de la industria cree que este es un activo estratégico que contribuye a desarrollar y mejorar el mercado.

Lo que falta
Para Rosillo falta avanzar en temas de autorregulación voluntaria específicamente en la negociación de divisas. También en la creación de un centro de arbitraje y conciliación en materia financiera y de valores algo que ya esta andando pues los documentos para la creación ya se presentaron solo faltaría implementarla el año entrante.

En cuanto a los retos para la persona que llega es principalmente la de mantener la imagen y el liderazgo que cuenta actualmente el autorregulador tanto internamente como en el exterior. También mantener los estándares que tiene en materia de gobierno corporativo, de gestión de la calidad, de igual forma mantener y desarrollar aun más una regulación adecuada a los cambios que sufre la industria diariamente con una normatividad que genere un equilibrio entre hacer negocios transparentemente dentro de un marco regulatorio estricto y al mismo tiempo manteniendo la confianza del mercado y del gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?