| 6/1/2011 9:30:00 AM

Creciente apetito de oficinas de alto nivel reduce oferta en Bogotá

En Santa Bárbara, Calle 100 y Andino se concentran los arriendos más altos, con cerca de $70.000 mensuales por metro cuadrado, aunque se estima, en general, una posible tendencia a la baja durante el presente año respecto a 2010.

El sector empresarial colombiano pasa por un buen momento, a juzgar por el proceso de expansión en que se encuentran las compañías en lo que respecta a ocupación de oficinas, por lo menos en el caso de Bogotá.

Lo anterior se puede concluir al observar los resultados del último informe de Colliers International sobre el mercado de este tipo de inmuebles en la capital del país, correspondiente al primer trimestre de 2011.

De acuerdo con el estudio, el creciente apetito por oficinas de alto nivel en la ciudad, que se tradujo en un aumento de 17% frente a igual periodo de 2010 y registró la cifra de 80.069 metros cuadrados, contrasta de manera notable con la reducción de 29% en la oferta, la cual alcanzó 79.922 metros cuadrados en el mismo lapso.

Según Colliers, esta situación obedece, por un lado, a la continua absorción de espacios, la disminución de nuevos edificios y la importante ocupación con la que éstos ingresan al inventario debido a la comercialización de proyectos bajo planos, mientras que, de otra parte, es evidente una reactivación tanto de la economía como de la actividad constructora en los últimos años.

La menor disponibilidad de oficinas Clase A+, A y B que se dio entre enero y marzo pasados se registró a pesar de que en la ciudad se terminaron en dicho lapso siete edificios que suman 37.800 nuevos metros cuadrados; comparada con el balance del primer trimestre de 2010, esta cifra representa una disminución de 50%.

En materia de oferta se observa que 76% corresponde a edificios de oficinas A+ y A caracterizados por ser construcciones de gran tamaño, tendencia que se ha mantenido en los dos últimos años gracias a que los empresarios están demandando cada vez más espacios con mejores especificaciones, o porque aspiran a concentrar todas sus dependencias en un solo edificio.

Colliers estima que en toda la ciudad existen actualmente 41 proyectos de oficinas de clases A+, A y B que suman aproximadamente 465.500 metros cuadrados, de los cuales 58% está en construcción y el resto en planos. A esta nueva oferta se suman otros 60.000 metros cuadrados de edificaciones que se encuentran en reestructuración.

Y mientras la zona de El Salitre se vislumbra como el nuevo corredor empresarial de Bogotá, dado el número de metros cuadrados allí proyectados y que suman más de 258.600 (sin contar proyectos a la medida), la mayor absorción se está presentando actualmente en Santa Bárbara, zona que reporta 40% de participación por este concepto.

Por último, en lo que respecta a los precios tanto de renta como de venta, el informe señala que luego de un importante crecimiento entre 2005 y 2009, éstos se encuentran en un proceso de estabilización como resultado del constante aumento del inventario y de la oferta.

No obstante, durante el primer trimestre de 2011 los valores máximos de renta correspondían a Santa Bárbara, Calle 100 y Andino, con $70.000 pesos (US$37,9) por metro cuadrado, donde sin embargo, se registró una leve disminución frente a igual periodo del año pasado.

En términos generales, las oficinas Clase A+ y A mostraron un aumento de 1% durante el trimestre frente al mismo periodo de 2010, con un valor promedio de $55.500 pesos (US$30) por metro cuadrado, mientras que las de tipo B, aumentaron 3,7%, alcanzando un valor promedio de $44.300 pesos (US$24) por metro cuadrado.

“Estimamos que en 2011 los precios de renta continuarán estabilizándose, e incluso tendrán una moderada tendencia a la baja, ligado al crecimiento de la oferta y a la estabilización de la absorción”, concluye Roberto Cáceres, Director General de Colliers International Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?