| 7/31/1998 12:00:00 AM

Contra corriente

Varios bancos están buscando el desmonte del dominio que tiene el Banco Popular sobre las cuentas corrientes oficiales. El 70% de las cuentas que maneja el Popular, con un promedio mensual de $700.000 millones, pertenecen a diferentes entidades del gobierno central y los demás bancos no tienen acceso a estas captaciones. Esta es una herencia de los tiempos en que el Popular era oficial y que hoy, cuando es una entidad privada, no tiene justificación. Los directivos de algunas entidades están dispuestos incluso a iniciar acciones judiciales para desmontar ese compromiso.



SATISFACCION



La firma Tecnología y Gerencia acaba de entregar su evaluación para mayo del 98 de la satisfacción de los clientes de tarjeta de crédito y banca personal.



En tarjetas de crédito se miden la frecuencia de aceptación en establecimientos comerciales, la facilidad para realizar avances en efectivo, la confiabilidad de los extractos y las opciones de pago. En banca personal se evalúan la oportunidad, efectividad y variedad del portafolio de productos.



El estudio se hizo en las cuatro principales capitales del país y comparó 14 entidades financieras. Estos son los resultados.



Tarjetas de crédito



1. BIC MasterCard

2. Tarjeta de Crédito Colpatria

3. Credibanco Visa Citibank

4. Credibanco Visa Banco del Estado

5. Credibanco Visa BanColombia



Banca personal



1. BIC

2. Citibank

3. Banco de Occidente

4. Banco Davivienda

5. BanColombia



La gráfica muestra la relación entre la calidad de la cartera y la magnitud de las provisiones en los bancos. Lo ideal es tener poca cartera vencida, pero en la medida en que ella exista, lo mejor es tenerla provisionada. Este es un buen mapa de la capacidad del sistema para soportar épocas de vacas flacas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?