| 11/11/2009 7:00:00 AM

Compradores continuarán siendo prudentes

El 78% de los consumidores está gastando igual o más dinero en la adquisición de alimentos y abarrotes, mientras que el 45% ha disminuido sus gastos en vestuario. El 52% de los compradores afirma que sus hábitos de compra se han modificado y se mantendrán en el largo plazo.

Un estudio divulgado recientemente por la firma de consultoría de negocios Deloitte, señala que a pesar de encontrarse inmersos en la peor crisis económica de los tiempos modernos, los consumidores están hoy gastando prácticamente lo mismo en sus compras al detal que lo que gastaron el año anterior.

 Deloitte prevé que el gasto en compras al detal durante el próximo mes de diciembre se elevará 0.5% en comparación con la cifra alcanzada en el mismo mes de 2008, pero decaerá ligeramente en términos de las cifras que habrán de reportarse para el año fiscal 2010.

 Richard Hyman, Consultor Estratégico en Ventas Minoristas de Deloitte, indicó que “creemos que el gasto total en ventas al detal para el último trimestre de 2009 estará apenas por debajo del alcanzado durante el mismo período del año previo, aunque el mes de diciembre será ligeramente superior al del mismo mes de 2008.

 Por otra parte, consideramos que el año próximo, los aumentos proyectados en los niveles de desempleo, entre otros aspectos, contribuirán a disminuir los volúmenes globales de las ventas minoristas, ocasionando una caída de 1.5% en este sector de la industria durante el año 2010. No obstante, estas cifras reflejan un desempeño sobresaliente, basado en unos sólidos niveles de confianza del consumidor que pocos habían proyectado”.

 El estudio en cuestión, titulado “Panorama del Sector Minorista: Cambios en los Hábitos y Variaciones en los Patrones de Consumo” (Retail Review: Changing Habits, Shifting Patterns) afirma que el crecimiento nulo de las ventas minoristas totales que se prevé para los próximos 15 meses habrá de generar ganadores y perdedores.

 El estudio de consumo ha revelado que durante el presente año, el 78% de los consumidores ha gastado lo mismo o más en alimentos y otros abarrotes, si lo comparamos con los 12 meses precedentes. Sin embargo, el gasto en compras suntuarias se ha resentido sustancialmente este año, pues el 45% de los consumidores ha frenado sus compras de vestuario y calzado, mientras que el 50% ha reducido sus gastos en actividades de entretenimiento y diversión.

 El estudio también revela que los consumidores han cambiado la manera como realizan sus compras y que dicho cambio se mantendrá en el largo plazo. La recesión puede haber acelerado el ritmo al cual los consumidores se han visto forzados a modificar sus hábitos, al obligarlos a tomar decisiones cotidianas sobre sus patrones de gasto, pero la noción del “comprador inteligente” ya venía siendo parte de nuestro panorama hace un tiempo y ahora ha echado raíces duraderas.

 En comparación con el año anterior, el 59% de los consumidores ha recortado sus gastos en “antojos cotidianos” como pasabocas y café. El 60% ha reducido el volumen de compras “caprichosas” que solían hacer, mientras el 45% afirma haber recurrido regularmente al uso de cupones de descuento y talonarios de compras al momento de adquirir alimentos y otros artículos de mercado.

 Confirmando esta tendencia a ejercer mayores controles sobre el gasto, el 65% de los compradores declara estar ahora más pendiente y al tanto de sus gastos que lo que acostumbraba hace un año, mientras que el 51% confiesa estar consumiendo productos más económicos y no de marca.

 Esta tendencia no ha pasado desapercibida por la industria, pues el 88% de los vendedores minoristas reconoce que los consumidores están considerando más concienzudamente las alternativas de compra que tienen a su alcance y han perdido fidelidad a la marca. Aunque podría asumirse que tales cambios obedecen a una reacción temporal a la crisis, el 52% de las personas encuestadas afirma que sus cambios en los hábitos de compra se mantendrán en el largo plazo. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?