| 3/23/2011 8:10:00 AM

Cómo se usa internet en América Latina

El uso de internet crece día a día y, según comScore, una empresa de análisis de la red, en el mundo había más de 1.300 millones de internautas en diciembre de 2010, lo que representa un aumento de 8% respecto al año pasado.

Pero a pesar de tratarse de un medio global, cada región del mundo parece vivir en línea una distinta experiencia digital.

En ese periodo de tiempo América Latina fue la segunda región del mundo que más creció en lo que a usuarios de internet se refiere, con un incremento de 15% apenas superado por el 32% de crecimiento de África/Medio Oriente. Y mientras en el mundo disminuyó el uso de servicios como el correo electrónico y la mensajería instantánea, en suelo latinoamericano ambos siguen siendo claros favoritos de los navegantes.

Ello a pesar de que según comScore la mayoría de los internautas latinoamericanos son ligeramente más jóvenes que sus contrapartes en el resto del mundo.

El acento es social

Basta echarle un par de miradas a las estadísticas de la empresa para darse cuenta de que el auge de la vida en línea en Latinoamérica está siendo impulsado por las redes sociales. "Las redes sociales continúan siendo un lugar de contacto central en la experiencia web latinoamericana", aseguró comScore en la presentación de sus estadísticas.

De los 15 países del mundo en los que Facebook tiene mayor penetración, seis de ellos se encuentran en la América de habla hispana.

En promedio más del 85% de los usuarios de Chile, Argentina, Venezuela, Colombia, Perú y México visitan la red social al menos una vez al mes. Según la empresa, Facebook es el tercer sitio más visitado en la región.

Parte del crecimiento social ha sido provocado por las fotografías. Al parecer el compartir imágenes con amigos, familiares y colegas se ha convertido en un fuerte motivador para contar con un perfil en uno de estos sitios.

Mientras los servicios que alojan imágenes (Facebook, Flickr, etc) en el mundo tienen una penetración del 52% del mercado, en la región latinoamericana superan el 75% siendo Chile (82,4%) el país que más acude a estos servicios.

Twitter, dice la empresa de análisis, es más difícil de medir porque la mayoría de sus usuarios usan el servicio a través de un teléfono celular, ya sea visitando la página móvil o una de las aplicaciones de terceras empresas. "(Me conecto) mucho más por celular. Lo corto de los mensajes y lo fácil de usar las apps hacen más sencillo su uso", confirmó a BBC Mundo clic @hgoquendo uno de los usuarios de la red de microblogs.

Aún así en Venezuela, por ejemplo, 21 de cada 100 internautas ingresan al sitio vía su computadora.

¿Retroceso en comunicación?
Pero así como América Latina usa más las redes sociales que el resto del mundo, también lo hace en tecnologías que en otros países parecieran ir de salida.

Tal es el caso del correo electrónico que ha sufrido un declive en su uso en el mundo hasta llegar a un 63% de penetración en internautas, mientras que en los países latinoamericanos aún es utilizado por un 76% de los navegantes.

Y lo mismo ocurre con la mensajería instantánea.

En la mayoría de los países sólo el 34% de internautas aún emplea este tipo de herramientas de comunicación, según comScore. Pero en México y Perú supera el 75% de penetración entre los usuarios. Otra de las cifras interesantes mostradas por la empresa sugiere que el comercio electrónico no termina de despegar en la región.

Un gran porcentaje de internautas latinoamericanos aseguraron que internet influye mucho en sus decisiones de compra, aunque éstas no se concretan en línea.

Además -con excepción de Brasil y Argentina- menos del 40% de los internautas consideran que los sitios locales de compras (creados y operados en sus países) cuentan con buena calidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?