| 5/30/2012 7:00:00 AM

Como si fuera poco, ahora plantean Pico y Placa los sábados

Las compañías automotrices afirman que la posible restricción al tránsito de vehículos el día sábado es una solución vaga y poco efectiva para el problema de tráfico vehicular.

Los empresarios del sector automotor califican como una locura la medida de pico y placa los sábados en la Capital, pues consideran que prácticamente sería la mitad de la semana con una restricción que realmente no es una respuesta a los problemas de movilidad de la ciudad.

Además, la directora general de Ford Motor Colombia, Luz Elena del Castillo, asegura que un eventual 'pico y placa' los días sábados no detendrá las ventas de vehículos. Al contrario, “mientras la gente no tenga a su alcance un sistema de transporte público seguro y eficiente, siempre va a buscar la mejor manera de suplir sus necesidades de movilidad con un vehículo propio”.

Explica que si se restringe la circulación el sábado, la congestión a la larga será peor porque ingresarán a las calles más vehículos, ya sean nuevos o usados.

En eso coincide el gerente de la marca Skoda en Colombia, Mario Correa, quien asegura que aumentará la compra de vehículos. “Hoy en día el mercado del usado y la dinámica del sector dan la posibilidad de acceder a un segundo, tercer o cuarto carro para muchos de los hogares bogotanos”.

Además, afirma que el automóvil es un artículo aspiracional para toda la población, por lo tanto, las personas que ya han tenido acceso a la movilidad en un vehículo particular no utilizarán el servicio público de pasajeros hasta que la ciudad ofrezca un servicio de calidad, puntual y seguro.

Así mismo lo señala el presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), Oliverio Enrique García, quien explica “el fin de semana las personas quieren salir con su familia a los parques, los restaurantes en la periferia de la ciudad, se trata de una necesidad fundamental, es decir, un derecho que están vulnerando”.

En caso de que la medida trascienda, García no duda en que las familias definitivamente comprarán otro carro, aunque no debería ser el derecho de las cosas. “La solución es ampliar y mejorar la infraestructura, incentivar la modernización de las flotas de servicio público y regular el tránsito de vehículos viejos, pero no se está haciendo nada al respecto”, dice.

Fuera de eso, la medida tiene unas implicaciones de orden económico porque, según el ejecutivo de la Asociación, los lugares que visitaban los bogotanos para recrearse o descansar ya no serán sus destinos el día sábado o, por el contrario, el dinero que podrían gastar en casa u otros bienes lo invertirán en un vehículo alternativo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?