| 8/2/2011 8:00:00 AM

¿Cómo ser exitoso en negocios de moda?

En moda el éxito es casi siempre fugaz. Para entender cómo se hace perdurable, Dinero. Com entrevistó a Juan Caro y a Fabio Sasso, los creadores de la importante casa de moda milanesa Leitmotiv. Los secretos de estos diseñadores.

“El éxito es muy efímero. La moda es un negocio histérico, es un negocio de cuartos de hora”, le dijo el bogotano Juan Caro a Dinero.com para explicar la naturaleza de la industria en la que están construyendo junto con el italiano Fabio Sasso, una de las marcas más prestigiosas de Europa, Letmotiv. “El verdadero éxito es un proceso que requiere muchísima disciplina, es un proceso que lleva años y no solo un momento de visibilidad”, asegura.

Su opinión sobre este asunto del éxito financiero sin duda tiene el peso de quién hace lo que dice y de quién tiene registros contables que apoyan sus convicciones. Sus ventas hoy pueden estar cerca del millón de euros anuales - una sola de sus carteras se puede vender por 700 euros - y la relevancia de sus diseños les valió que fueran los encargados de cerrar Colombiamoda, la feria que terminó la semana pasada en Medellín.

Sus diseños, que están en un punto de frontera entre el gusto decorativo y barroco de Fabio y las texturas góticas de Juan, como dice de ellos la página de internet Trendline, tienen un grupo de seguidores que conforman una especie de secta fiel.

Pero entonces, ¿cómo se hace para construir el éxito enganchando cuartos de hora sucesivos? No es sencillo porque en moda hay que actuar antes de que se sepan los resultados. La moda, dice, tienen la particularidad de que no da tiempo a esperar la realimentación del mercado. “Hay que tener un altísimo coeficiente creativo. Ideas y conceptos y evolucionar a un paso veloz. Hay que tener las antenas puestas”, propone.

Y tener las antenas puestas tiene un significado concreto para Juan Caro y Fabio Sasso. En particular buscan sus desarrollos en el mundo del arte. Visitan con regularidad los museos de arte moderno de Roma, de Bologna y Milán. Hablan con sus amigos artistas y leen permanentemente sobre arte de vanguardia. “La moda secunda al arte”, opina Juan Caro.

Pero no solo usan los diseños, sino el método del arte. Les llama la atención la dimensión manual de lo artístico y la irrepetibilidad de las piezas.

La voz de sus clientes
Pero además de esta aproximación formal al diseño, escuchan a sus consumidores. “Le ponemos atención a que sean prendas que se puedan usar y que tengan un valor añadido grande”, afirma Juan Caro.

“Las cadenas producen ideas de modo histérico”, dice. Para salirse de esa competencia buscan elementos absolutamente únicos.

Consideran que las ferias son además de una prueba importante para su producción, el lugar para hablan en detalle con sus compradores. “Es la manera de confrontar lo que hacemos. Es nuestro radar”. Por eso, para Juan Caro, participar en el proceso de venta es absolutamente crucial. Los compradores proponen piezas especiales para sus clientes.

En Leitmotiv no esperan que su ropa sea del agrado de todo el mundo, pero sí de su nicho. Y hasta ahora esa armonía entre la investigación artística y la costura está jugando claramente a favor de sus propuestas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?