| 8/31/2011 6:00:00 PM

¿Comercio de segunda?

El Gobierno ha priorizado la seguridad, por encima del comercio, en la relación con Venezuela. Los empresarios responden.

A mediados de agosto, María Ángela Holguín, canciller colombiana, aseguró en un reportaje al diario El Tiempo que la prioridad en las relaciones con Venezuela es la seguridad y no el comercio. Los empresarios, agrupados en la Cámara de Comercio Colombo-Venezolana, fijaron su posición en diálogo con Dinero. La vocería la llevaron Carlos Hugo Escobar –presidente de la junta de la Cámara y presidente de la cadena de droguerías Locatel– y Magdalena Pardo, presidente ejecutiva de este gremio.

— ¿Qué opinan de las declaraciones del Gobierno en el sentido de que la prioridad con Venezuela es la seguridad y no el comercio?

Carlos Hugo Escobar (CHE): Es una equivocación pensar que la seguridad nacional es el objetivo de la relación. Sentimos que el Gobierno no está construyendo una relación sino que está tratando de evitar un problema.

— Entonces, ¿cómo debería ser?

CHE: Los gobiernos deberían dedicarse seriamente a construir escenarios de desarrollo de esas relaciones para el beneficio de sus pueblos. La relación hay que desarrollarla.

— Pero se han venido haciendo avances, como el pago de la deuda…

CHE: Las repetidas manifestaciones del beneficio de las relaciones reflejadas en el pago de la deuda vencida no deberían expresarse como tal, ya que el pago de lo adeudado no es un mérito sino una obligación del deudor. No nos podemos quedar ahí.?Magdalena Pardo (MP): Hay gente a la que le deben dinero hace cuatro años. Se ha cancelado 60%, pero queda pendiente 40%. ¿Por qué no se paga rápido?

— Pero temas como las denuncias en la Dian sobre la devolución del IVA a exportaciones no realizadas dejan el comercio con Venezuela en entredicho…

CHE: Si hubiera exportaciones irregulares que se diga claramente cuál es su valor y se tomen las medidas legales pertinentes contra los infractores. Pero no nos quedemos en que el comercio con Venezuela no es lícito.

MP: No hay que estigmatizar. Hubo un problema de sobrefacturación que Venezuela ha estado analizando y ha mandado a la Fiscalía algunos casos que ha encontrado. Hasta donde supe, eran por US$44 millones, sobre US$1.470 millones de deuda.

— Funcionarios aseguran que las exportaciones colombianas crecen a Venezuela…

CHE: No es cierto. Las más recientes cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) de Venezuela muestran una caída en las importaciones de nuestro país de 27,90%, entre enero-mayo de 2011. Según las cifras del Dane, las exportaciones colombianas a ese destino entre enero y junio de este año cayeron 2,1%.

MP: En promedio, exportábamos cada mes US$400 millones, cuando no había restricciones. De ahí bajamos a US$100 millones. Si dicen que en un mes subimos a US$133 millones no es alto porque venimos de un comercio muy superior. Hay que darles la justa dimensión a las cifras.

— ¿Y esta caída es un comportamiento generalizado de las importaciones venezolanas?

CHE: Según datos de INE, las importaciones entre enero-mayo de este año de Venezuela crecieron 12,6% en general, mientras las colombianas cayeron 27,9%

— ¿Esto qué significa?

CHE: Se ha dicho que como Colombia tiene un gobierno en una orilla ideológicamente opuesta a la de Venezuela, no hay compatibilidad política para que se desarrolle el comercio. Pero países en orillas ideológicas distintas a las del gobierno venezolano vienen aumentando sus ventas a ese país. Las importaciones desde Estados Unidos crecieron 18% en los primeros cinco meses de este año, las de México, 6,6%; las de Chile 77,9%, y las de Panamá 33,2% No es verdad, entonces, que por estar en otra orilla ideológica se tenga que sacrificar el comercio, porque todos, con excepción de nosotros, están ganando. Pasamos de ser el segundo socio comercial de Venezuela, al sexto.

MP: Y la participación de mercado cayó de 15% a 5%.

— ¿Qué está pasando?

CHE: Creo que al gobierno colombiano le incomoda poner sobre la mesa bilateral la urgencia de reactivar seriamente el comercio, a sabiendas de que a Venezuela no solamente no le molesta tratar este tema sino que necesita de nuestros productos.

MP: En Colombia uno ve una autolimitación que nos parece que no se justifica.

— ¿Y cómo es el trato desde Venezuela?

CHE: El presidente Chávez ha dado instrucciones precisas para que no se impongan restricciones al comercio con Colombia. Sin embargo, recibimos quejas permanentes de discriminación en la aprobación. A pesar de que el gobierno venezolano en boca de su Presidente predica que no haya restricciones, la maquinaria oficial venezolana sigue aplicando medidas discriminatorias.

— ¿En qué va la negociación de un acuerdo comercial, tras la salida de Venezuela de la CAN?

CHE: Los dos gobiernos deberían asumir la responsabilidad de abocar con premura y seriedad la negociación del tratado bilateral.?MP: Pero cuando se reúnen los dos gobiernos estamos ausentes. No se conoce un cronograma, ni el sector privado ha sido convocado ni sabemos de avances. Está a punto de vencerse la prórroga acordada y corremos el riesgo de quedar en un limbo jurídico.

— ¿Cuál es su propuesta para destrabar esta situación?

CHE: No debería descartarse el reintegro de Venezuela a la CAN, ahora que no existen las causas de su distanciamiento.

— ¿Cómo hacer negocios con Venezuela hoy?

CHE: No es una estructura de sector privado con sector privado. Hoy es sector privado colombiano con sector oficial venezolano. Es indispensable una apertura a nuevos mecanismos de pago seguro aprobado por los bancos centrales. El comercio compensado puede ser un mecanismo útil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?