| 9/7/2011 8:00:00 AM

Comercio: Cuestión de retos

A pesar de sus grandes posibilidades, los negocios entre empresas de India y de Colombia aún encuentran escollos que pueden dificultar su realización. Estos van desde la situación geográfica de los países hasta temas más culturales y económico, que requieren del entendimiento mutuo.

Quizás la distancia entre Colombia e India sea el mayor reto que deben afrontar las compañías que buscan establecer comercio bilateral, en especial cuando se trata de materias primas o productos terminados. En la actualidad, la ruta marítima más expresa para transportar mercancía puede tardar hasta 50 días, con paso por el Canal de Suez, el Mediterraneo y Rotterdam.

A esto se une la inexistencia de una frecuencia aérea directa entre los dos países, lo que obliga a los empresarios a tener papeles para ingresar a Estados Unidos o a la Unión Europea, las rutas tradicionales. En promedio, el viaje aéreo a India suele tomar entre 22 y 24 horas, incluyendo los tiempos de las escalas en otros países.

El costo del transporte termina por traducirse en un precio más alto para el consumidor final que, en el caso indio, hace la diferencia entre el éxito y el fracaso. “En India, los productos suelen ser muy baratos por su cercanía a grandes productores, como China o Corea, por lo que es necesario contar con una estrategia de ventas por volumen para recuperar las inversiones. Solo así es posible compensar los costos de transporte y distribución”, dice Alejandro Peláez.

Para completar aún existe una barrera arancelaria para muchos productos, que se ha convertido en un método proteccionista efectivo por décadas. Para no ir muy lejos, por ejemplo, mientras el café tostado tiene un arancel de 30%, la importación del grano verde está gravada con el 100%.

Sin embargo, Peláez comenta que esto está cambiando rápidamente. Por una parte, el gobierno debe eliminar obstáculos para la entrada de productos de otras latitudes, ante el rápido crecimiento de la clase media, que comienza a demandar nuevas clases de alimentos y bienes de consumo.  

Por otra parte, la actual inflación de 9% año contra año ha comenzado a amenazar la estabilidad económica del país, por lo que el gobierno estudia medidas que los ayuden a controlarla. Una de ellas está en permitir el ingreso libre de cadenas internacionales de grandes superficies, como Carrefour y Walmart, lo que permitiría consolidar nuevos productos y controlar la enorme informalidad.

Cabe anotar que, aunque Walmart tiene siete almacenes en todo el país, su expansión ha sido muy lenta ante la necesidad de contar con socios locales. En la actualidad, solo el 5% del comercio en India está concentrado en esta clase de almacenes.

Curiosamente, los expertos no consideran que el idioma sea una barrera para negociar con India, a partir del uso extendido del inglés (una de las 23 lenguas oficiales en este país). Sin embargo, existen códigos de lenguaje corporal que pueden generar confusiones.

Por ejemplo, para asentir durante una conversación, los indios suelen mover la cabeza hacia los lados, de forma similar a como lo haría un occidental para indicar negación. “Hay ocasiones en que la contraparte termina confundida, sin saber el verdadero compromiso que hay con la negociación”, dice un empresario chileno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?