| 1/31/2011 9:40:00 AM

Comcast toma el control de NBC Universal, dueña de Telemundo

La mayor compañía de cable de Estados Unidos, Comcast, tomó el control del conglomerado de medios NBC Universal, luego que el gobierno le impuso condiciones a sus actividades en los próximos años para proteger a servicios rivales de video en la web como Netflix y Hulu.

El acuerdo, que se concretó poco antes de la medianoche del viernes en la costa este, le da a Comcast 51% del control de NBC Universal, dueña de la cuarta mayor cadena de televisión del país, NBC, el estudio Universal Pictures y sus parques de diversiones, la cadena nacional en español Telemundo y canales de cable como Bravo, E! y USA.

Semejante acumulación de empresas había generado temores de que Comcast pudiera abusar su control de NBC Universal para beneficiar a los clientes más valiosos que tiene: sus 23 millones de abonados a la televisión por cable y sus 17 millones de suscriptores a servicios de internet.

Sin embargo, el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comunicaciones le impusieron condiciones que evitarán que se guarde los derechos de transmisión de los principales programas de NBC, como "The Office", y películas como la animada "Despicable Me".

Las autoridades obligaron a Comcast a ofrecer todo el contenido de NBC Universal a sus competidores en internet en condiciones similares a las que acordó con rivales más establecidos, como las distribuidoras de televisión satelital Dish Network y DirecTV.

El jueves, la comedia de NBC "30 Rock", con Tina Fey y Alec Baldwin, parodió la inminente adquisición cuando una compañía ficticia llamada Kabletown compró la empresa a General Electric, dueño real de la cadena hasta el viernes.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?