| 11/29/2007 12:00:00 AM

Colombia: sí hay reformas, pero...

El país hace reformas para mejorar el clima de los negocios, pero en comparación con los demás países del mundo está rezagado.

Aunque Colombia ha hecho las suficientes reformas para empezar a subir puestos en el reporte anual Doing Business, aún encuentra dificultades para estar entre los primeros lugares de la clasificación en el escalafón general.

De hecho, la noticia para el país fue que ascendió 15 lugares en el escalafón del reporte que hace el Banco Mundial, por medio de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés). Al país le fue bien al medir las reformas para agilizar el comercio internacional, mejorar la protección de los inversores y aliviar la carga fiscal. En estos aspectos ocupó la sexta posición. Pero aparece en el puesto 66 entre 178 economías del mundo que son analizadas.

Las cifras no dejaron satisfecho al presidente Álvaro Uribe Vélez, quien asistió el miércoles a la presentación oficial del informe en la Cámara de Comercio de Bogotá. A pesar de ser el primero en hablar de que en Colombia se han hecho muchas reformas, tanto en entidades como en leyes para eliminar trámites con el fin de agilizar la creación de empresas (entre otras), puso a pensar a sus colaboradores en la manera de poner al país en los primeros lugares del escalafón.

“Cuando se está en el lugar 66 entre 178 nadie se acuerda, tenemos que llegar a estar entre los primeros 25. ¿Será que podemos hacer una reforma mensual, señor ministro de Comercio, para lograr eso?”, fue la pregunta que le dirigió a Luis Guillermo Plata, Ministro de Comercio, Industria y Turismo, ante los demás asistentes a la entrega del reporte.

Plata tomó nota, pero sabe que para alcanzar estas posiciones hay que competir con países desarrollados como Estados Unidos, Dinamarca, Reino Unido y Canadá, que ocupan las posiciones 3, 5, 6 y 7, respectivamente.

“Hemos venido mejorando, pero nos falta mucho y Colombia tiene que fijarse en lo que nos falta para llegar más lejos”, indicó Plata al ser preguntado por Dinero.com sobre los resultados del informe.

Los retos
El panorama no pinta negro para Colombia. Michael Klein, vicepresidente de desarrollo del sector financiero y del sector privado del Banco Mundial/IFC, explicó que los resultados del Doing Business 2008 demuestran que Colombia ha logrado trazar un rumbo firme hacia la generación de reformas y hacia el mejoramiento de su competitividad.

“El informe destaca que la rentabilidad del capital es más alta en los países con mayor número de reformas. Los inversores están buscando potencial de crecimiento y lo encuentran en estas economías”, dijo Klein.

Pero según el Doing Business, el país debe ser más ambicioso en introducir más reformas en campos donde no aparece. Colombia está ausente al mirar algunos de los indicadores de las 200 reformas que simplificaron el modo de hacer negocios y las 27 que lo dificultaron.

No comparte lugar ni en la apertura de una empresa, el manejo de licencias, el empleo de trabajadores, registro de propiedades, el cumplimiento de contratos o el cierre de una empresa. En los tres mencionados más arriba de este artículo sí está en una buena posición (protección de inversores, pago de impuesto y comercio transfronterizo).

Para subir más lugares en la tabla, el presidente del Consejo Privado de Competitividad, Hernando José Gómez, indicó que el país debe hacer más reformas de carácter legal que reduzcan trámites y que faciliten procesos como es el pago de impuestos. “Es una buena noticia que el país sube 15 puestos en el escalafón mundial. Si introducimos reformas de carácter administrativo como no exigir tantas autenticaciones, reducir papeleos, podríamos adelantar 10 puestos con facilidad, pero 10 no es suficiente”, explicó.

Singapur, por ejemplo, se sitúa en la posición número uno del reporte. Lo cual quiere decir que el gobierno ha creado un entorno normativo que incentiva la actividad empresarial. “Países que ya tenían una normativa muy favorable a los negocios continuaron reformando como fue el caso de Australia, Dinamarca, Países Bajos, Noruega y Suiza. Algunos no hicieron nada y se deslizaron a puestos posteriores. El mensaje está claro: si no reformas, otro país se situará por delante de ti”, añade el documento.

Ante esta situación, Klein agrega: “Los países más avanzados están reformando más. América Latina ha hecho menos reformas que el resto de las regiones o ha introducido cambios que aumentan la dificultad para hacer negocios. Esto le ha permitido a países como China y Vietnam, en Asia, tomar ventaja”.

Generalidades del informe
Observando mejor el Doing Business, los países de América Latina que reformaron por segundo año consecutivo en apertura de una empresa fueron República Dominicana, Guatemala y Honduras. Paraguay se sumó a esta lista, pero se requiere de aún más: “Los empresarios de América Latina que quieran crear un negocio se enfrentan a un promedio de diez procedimientos que contrasta con los seis procedimientos de los países de la OCDE de altos ingresos”.

Añade que para facilitar la creación de empresas es necesario eliminar el requisito de capital mínimo pagado, la creación de una oficina de ventanilla única, la creación de modelos estandarizados de documentos constitutivos, la eliminación de formalidades anticuadas y permitir la creación de empresas por internet.

La investigación explica que, por otra parte, persiste la discriminación a las mujeres. En pocos países la norma es explícita en ese sentido. En otros países son más propensas a ser contratadas ilegalmente: “Las mujeres tienen tres veces más posibilidades de ser contratadas de forma ilegal que los hombres. En dichos empleos no obtienen beneficios sociales. Y si sus empleadores cometen abusos, cuentan con menos medios para protegerse”.

Además, explica que la rigidez en la legislación laboral disminuye la contratación y por ende, el empleo: “Un grupo de estudios destaca que la rigidez de la legislación laboral reduce el número de empleos. Pro ejemplo, en el estado de Maharastra, en la India, la rigidez de las leyes laborales ha tenido como resultado una caída en la creación de empleo en el sector de la venta al por menor: un 15% menos. En su lugar, los propietarios de los grandes almacenes adquieren costosos equipos informáticos para llevar a cabo su actividad con menos trabajadores”.

Por último se resalta que Colombia fue uno de los países que facilitó la obtención de crédito: “Los miembros del buró de Colombia pasaron de 1.450 a 2.100 en un año, después de que las empresas que otorgan crédito a sus clientes corporativos empezaran a contribuir con sus datos”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?