| 2/26/2011 10:00:00 AM

Colombia mira con otros ojos comercio con EEUU

Después del significativo impulso que le dio el senador demócrata, Max Sieben Baucus al TLC con Colombia, el gobierno le bajo el tono con que se había manejado la relación bilateral con Estados Unidos. Ahora el optimismo y la confianza marcan el discurso.

Hace unas semanas el embajador, Gabriel Silva, había señalado que si no se lograba un avance significativo este año, en el 2012 no insistirá. Sin embargo hoy tienen toda su confianza depositada en las declaraciones del legislador, por ser considerado uno de los hombres más influyentes en el Congreso de su país. Atrás quedó la suspicacia y el lenguaje agresivo.


“Creo que alguien que tiene esa importancia y esa influencia para el Congreso y para la administración. Este planteamiento tan contundente, tan trasparente y además de amistad hacia Colombia, no lo habíamos oído antes. Es muy claro que se la está jugando por el país, está poniendo todo su prestigio y su importancia para sacar adelante el Atpdea, lo más rápido posible y para garantizar un TLC en el 2011”, dijo el embajador en Estados Unidos, Gabriel Silva.

Hasta principios de febrero la expectativa era que se extenderán las preferencias hasta el 30 de junio como lo había pedido el representante David Camp, sin embargo hoy hay una alta probabilidad de que sea hasta diciembre de este año. Ese fue uno de los compromisos que adquirió Sieben Baucus durante su visita a Colombia por pocos días.

“El ambiente ha cambiado mucho durante estos meses. Durante muchos años Colombia insistió por un TLC y realmente hubo oídos sordos, hoy en día tenemos una situación política muy diferente. Estados Unidos está en una situación donde desea y necesita aumentar sus exportaciones, los empresarios están pidiendo el TLC y eso ha ayudado que el respaldo sea más claro y más explícito”, resaltó el Embajador colombiano.

El senador es uno de los que tiene el más alto rango en su país, como pocos de sus colegas, reconoció que en este momento la mayoría del Congreso americano está a favor de ratificar el TLC con Colombia este año. Las razones son varias la más importante son los empleos que se generarán con el acuerdo y las pérdidas que se han reportado por parte de las pequeñas y medianas empresas de su país.

Antes Colombia no era bien vista por los Estados Unidos. Hoy es considerada la economía más dinámica de la región. Es el segundo mercado más grande de la región para productos agrícolas americanos y es el tercer mercado de los productos manufacturados en ese país.

Uno de los factores que tienen frenado el acuerdo en el Congreso son los resultados a la protección de Derechos Humanos, que sólo hasta este momento está empezando a ser reconocido por el gobierno de Barack Obama, a tal punto que el Senador demócrata dice que son los resultados actuales son suficientes para superar esta controversia. También se destacó el programa para reparar a las víctimas del conflicto armado.

En varias ocasiones, los empresarios han pedido que no sean discriminados por uno de sus aliados más importantes como son los Estados Unidos, por eso piden de parte de la Casa Blanca hechos concretos para la ratificación del TLC. Después de oír la posición del Senador, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, señaló que hasta el momento es el activo más importante, por lo que unen al grupo que considera que este será el año para darle vía libre al acuerdo.


Silva, está seguro que en las próximas semanas se van a extender las preferencias con efecto retroactivo. “Estos beneficios son un puente al resultado definitivo que estábamos esperando aspirando que lo vemos hoy en día bastante cerca que es la aprobación definitiva”, dijo.

Los cálculos de la Andi señalan que cada mes sin Atpdea equivale a sobre costos por US$15 millones.

La estimación para este año es cerrar con un comercio bilateral con Estados Unidos por el orden de los US$100.000 millones. Colombia hoy es la cuarta economía más grande de América Latina. Hace 10 años se reportaban 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, hoy la cifra es de 29 por cada 100.000.

Entre las conclusiones de la visita del influyente legislador americano, es que no hay posibilidades de renegociar el tratado y esto ha sido descartado por su partido, además, porque no son necesarios beneficios adicionales.

Otro factor es que Estados Unidos ya se dio cuenta que los exportadores colombianos no se van a quedar esperando una luz verde por lo que se han promocionado en nuevos mercados. Mientras que los Estados Unidos han demorado la aprobación, China ha triplicado su participación en la balanza comercial.

Mientras que las importaciones colombianas hacia EE.UU. también han sido reemplazadas por Argentina y Brasil. En el último año las pérdidas ascienden al millón de dólares, según el senador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?