| 3/5/2012 7:00:00 PM

Colombia dice que vigilará si Endesa cumple compromisos en El Quimbo

El ministro de Minas y Energía de Colombia, Mauricio Cárdenas, advirtió que la construcción de la hidroeléctrica El Quimbo, en el río Magdalena, puede generar nuevos incidentes y vigilará si la empresa constructora, Endesa, cumple todos sus compromisos.

Cárdenas, que se encuentra en Toronto para asistir a la conferencia minera PDAC 2012, explicó en declaraciones a Efe que el Gobierno colombiano vigilará que Endesa cumpla con sus compromisos, especialmente los de "compensaciones e indemnizaciones" con los propietarios de los terrenos afectados.

"Seguramente van a surgir movimientos, protestas. Estos proyectos generan tensiones. Pero tenemos el compromiso de la empresa, que es una alianza de Endesa con la empresa pública de Bogotá, de que se van a atender todas estas necesidades" dijo Cárdenas.

"Defendemos el proyecto pero también exigimos que las empresas cumplan sus compromisos. Y en particular los de compensaciones e indemnizaciones con los habitantes de esta zona, sobre todos los propietarios de los predios que se van a inundar", añadió.

Preguntado por si tenía alguna indicación de que la empresa constructora no estaba cumpliendo sus compromisos, Cárdenas aseguró que no pero que su departamento se mantendrá vigilante.

"No, estoy sugiriendo que estaremos vigilantes para que cumplan. Porque todavía hay compromisos adquiridos que no se han cumplido porque hay un cronograma y estaremos vigilantes de que se cumplan, que se paguen todas estas compensaciones porque es indispensable que las comunidades sientan que esas obligaciones son respetadas.

El pasado viernes, varios centenares de personas opuestas a la construcción de la central hidroeléctrica, situada en el sur de Colombia, intentaron evitar el desvío del cauce del río Magdalena.

Los manifestantes se enfrentaron a las fuerzas policiales desplegadas en la zona, que utilizaron gases lacrimógenos contra la multitud.

La obra, que supone una inversión de unos 830 millones de dólares, ha provocado el rechazo de campesinos y estudiantes que protestan al considerar que las autoridades ambientales no han evaluado el real impacto del proyecto, la central más importante de Endesa en Suramérica después de la chilena de Ralco.

El ministro colombiano dijo que El Quimbo "es un proyecto importante para Colombia" y que el país "necesita" los 400 megavatios de potencia que deberían entrar en funcionamiento en enero de 2014.

"Es fundamental para la seguridad energética del país", añadió.

Cárdenas también negó las acusaciones sobre la falta de estudios del impacto ambiental.

"Este proyecto ha cumplido con todos los requisitos de la licencia ambiental y social. Hemos sido particularmente vigilantes para que se cumplan estos requisitos. Pero como siempre ocurre, hay protestas, hay movimientos, en este caso una minoría".


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?