| 6/3/2010 7:00:00 AM

Colombia demandaría a Venezuela ante la OMC

Todo indica que el gobierno colombiano anunciará en breve su intención de demandar al venezolano por lo que considera que es un embargo comercial, impuesto a la producción nacional.

Todo indica que en breve el gobierno colombiano anunciará su intención de demandar a Venezuela ante la Organización Mundial del Comercio, OMC, por lo que considera es un embargo comercial que le impuso unilateralmente ese país a la producción nacional y por el no pago a las exportaciones colombianas a ese mercado. La demanda podría abrir espacio para que otros países que también estén siendo afectados por estos no pagos se puedan vincular.

La petición surgió del sector privado y el gobierno la acogió y la estaría estudiando.

Desde hace algunos meses, el gobierno, en cabeza de algunos de los ministros más destacados se refería al cierre de las fronteras para los productos colombianos como un embargo.

La tesis caló tanto, que en la reunión del World Economic Forum de abril en Cartagena, personas como el profesor de la Universidad de Harvard, el economista Ricardo Hausman, habló abiertamente de un embargo de Venezuela. También de que Brasil y Argentina se habían aprovechado de la situación para quedarse con parte del mercado en el país vecino.

La situación de cierre comercial obedece a una decisión clara del presidente venezolano, Hugo Chávez, de sustituir las importaciones colombianas por las de otros países.

En el primer trimestre de 2010 las exportaciones a Venezuela cayeron 72,8%, especialmente por la baja en la venta de carne de bovinos que se redujo 86,6%. Venezuela era el segundo socio comercial de Colombia, hasta 2008 cuando las ventas llegaron a más de US$6.000 millones anuales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?