| 5/8/2008 12:00:00 AM

Colombia confía en el TLC para este año

Por eso seguirá luchando "sin cesar" durante el 2008 para que se derriben las barreras arancelarias entre ambos países, dijo la embajadora Carolina Barco.

 

Colombia confía que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos será aprobado este año por el Congreso norteamericano.

La diplomática imploró además a un centenar de empresarios, académicos y funcionarios que acudieron a escucharla durante un almuerzo, que le ayuden a convencer a los legisladores estadounidenses sobre la importancia y los beneficios del TLC.

"Tenemos que seguir trabajando este año sin ceder. Vamos a luchar hasta el final de este año", expresó Barco en una rueda de prensa posterior al almuerzo. "Estoy convenciendo a los (legisladores) demócratas y al Congreso (estadounidense) de la importancia de que se pueda votar este año. Es necesario que se dé esta votación porque es un tratado muy beneficioso para Colombia, Estados Unidos y la región".

Tras referirse a los beneficios del TLC y a los avances económicos, políticos y de seguridad logrados por su país en los últimos años con la ayuda del Plan Colombia, Barco declaró que es una "eterna optimista" y confía en que el pacto será votado antes de que el presidente estadounidense George W. Bush se aleje del poder, a comienzos del año próximo.

Con el Plan Colombia, Bogotá ha recibido cerca de 5.000 millones de dólares de Washington para la lucha antinarcóticos desde el 2000.

El congreso colombiano aprobó el TLC en septiembre del 2007, pero para que el pacto entre en vigencia necesita también el aval de los legisladores estadounidenses. El Partido Demócrata, que controla ambas cámaras del Congreso, lo rechaza, alegando entre otras cosas que Colombia debe mejorar la situación de los derechos humanos.

A comienzos de abril, el presidente Bush anunció la decisión sin precedentes de enviar al Congreso unilateralmente el TLC para forzar su debate en 90 días, pero la Cámara de Representantes decidió postergar la votación del acuerdo comercial.

Colombia y Estados Unidos tienen una relación estrecha que se remonta a la década de 1960, dijo la embajadora, y destacó que ambos países no se pelean por el mismo mercado. Explicó que mientras Colombia compra maíz, trigo, soya y sorgo a los agricultores norteamericanos, este país adquiere frutas tropicales de la nación sudamericana, y por eso es fundamental derribar las barreras arancelarias.

"Colombia es un país que ofrece oportunidades muy valiosas para hacer negocios. Ya no hay dificultades con la violencia", expresó la embajadora ante un puñado de periodistas, tras haber participado de la Tercera Conferencia de América Latina organizada por la Universidad de Miami en un hotel céntrico de esta ciudad.

Barco detalló que en su país la inversión extranjera ha aumentado a un ritmo constante de 6.000 millones de dólares por años en el último quinquenio, y dijo que las exportaciones totales crecieron 2,5 veces entre el 2002 y el 2007. Uno de los documentos que utilizó para su presentación, indicó asimismo que si no se aprobara el TLC el producto interno bruto de Colombia caería un 2,2%, la inversión un 4,4% y el empleo un 2%. Entre los sectores más perjudicados mencionó el de las confecciones, el del cuero y manufacturas, los textiles, el arroz procesado y el azúcar.

Estados Unidos es el principal socio comercial de Colombia, y en el 2007 representó el 37% de su comercio global.

La diplomática, que calificó al tratado como "fundamental", dijo que mantenía reuniones periódicas con asesores de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la legisladora de la oposición demócrata Nancy Pelosi, y con otros congresistas para convencerlos de la importancia que tiene el tratado para ambos países.

"Creemos en la democracia, en un mercado abierto ... en Colombia se ha apostado a este tratado" porque es una "parte fundamental de nuestras relaciones", dijo Barco, y admitió que "habrá una gran decepción" si el Congreso estadounidense no aprueba el TLC.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?