| 9/27/2010 4:00:00 PM

Colombia compite por administrar transporte en Panamá

Además, empresas de Chile, Venezuela y Brasil presentaron en un acto de licitación sus propuestas técnicas y financieras para instalar y operar el sistema de cobro del pasaje que implementará el nuevo sistema de transporte público en Panamá.

En la licitación que otorgará en concesión el servicio de administración financiera del sistema de Transporte Masivo de Pasajeros denominado "Metrobus", participó la Empresa Sonda S.A. de Chile, la cual ofertó US$25,8 millones.

El consorcios Cofya (Venezuela-Panamá) ofertó US$19,7 millones. Metro Recaudo (Colombia-Panamá) propuso US$32,7 millones y el consorcio Panamá Card de Administración Financiera ( Brasil-Holanda) ofertó US$9,9 millones.

"Estamos dando un paso más en lo que a la implementación del nuevo sistema de transporte público se refiere", dijo el ministro de la Presidencia Jimmy Papadimitriu quien dirigió el acto público. "A partir de este momento le tocará la comisión evaluadora realizar el estudio de las empresas interesadas en licitar el nuevo sistema de pago del Metrobus", agregó.

El próximo 14 de octubre se rendirá un informe público del proceso y se dará a conocer la empresa a la que se le otorgará la concesión.

La empresa que resulte elegida deberá implementar a un sistema de acceso magnético para el pago de la tarifa por parte del usuario de la nueva flota de buses. El sistema se utilizará con una tarjeta que será recargable y habrá puntos de venta y recarga.

El Metrobus reemplazará los viejos autobuses escolares importados de Estados Unidos, muchos de los cuales presentan problemas mecánicos y son un peligro en las calles, y brindan el servicio de transporte público en la capital. Se estima que serán introducidos entre 1.200 a 1.400 nuevos vehículos progresivamente a partir de diciembre.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?