| 8/23/2011 3:00:00 PM

Colombia le apuesta al 3D

Con "Los Pitufos" en cartelera, "Pequeñas Voces" no es probablemente el tipo de película que primero salta a la mente cuando se escucha hablar de dibujos animados en tres dimensiones.

;
BBC
Pero este documental -que explora el conflicto colombiano desde la perspectiva de los niños, a través de sus propios testimonios y dibujos- utiliza la misma técnica de 3D empleada por los grandes estudios de Hollywood.

En este caso, sin embargo, se trata de una producción 100% colombiana: el primer largometraje en 3D producido en este país suramericano. Es, además, un ejemplo de lo mucho que se ha desarrollado la industria de la animación digital en Colombia durante los últimos años.

Y esto se evidencia no sólo en el próximo estreno de "Pequeñas Voces" en el país, sino también en el creciente volumen de producciones 3D "Made in Colombia" elaboradas para clientes internacionales. "Desde aquí producen contenidos para toda América. Y estamos generando contenidos para países como China, Italia, Brasil, Filipinas…", le dijo a BBC Mundo Jaime López, presidente Brash3D, la compañía que se encargó de llevar "Pequeñas voces" a tres dimensiones.

Aprovechando las oportunidades

Las razones detrás de este boom son varias. Para Juan Manuel Pedraza, coautor de una breve historia de la animación en el país, un factor importante ha sido el abaratamiento de los costos de producción gracias a la tecnología. "Colombia de por si siempre ha sido un país muy creativo. Lo que faltan no son ganas y ahora muchos también tienen las herramientas", explicó.

Eduardo Smith, cofundador de Zio Studio, otra de las empresas colombianas destacadas en el sector de la animación 3D, apunta que "los países que tienen costos más altos de producción han empezado a tercerizar sus animaciones", lo que abre cada vez más posibilidades para los países que son capaces de ofrecer productos de calidad a un costo más bajo.

Esto ha llevado al gobierno colombiano a reconocer las posibilidades del sector de la animación y a apoyarlo con incentivos, como parte de su programa de transformación productiva.

Según Smith, el sector de la industria que más está creciendo gracias a la conjunción de todos esos factores, es el de la animación en tres dimensiones. "Hay herramientas 3D que te permiten automatizar parte de los procesos y las diferencias de precio (con la animación en dos dimensiones) que antes eran abismales se han reducido mucho", explicó Smith, quien fue además el productor de "Los Atrapasueños", el primer corto de animación 3D estereoscópico (es decir, que simula la impresión de profundidad gracias al uso de gafas especiales) producido en Colombia y América Latina.

Demanda local

A pesar de ello, todo parece indicar que el número de compañías dedicadas a la animación 3D en Colombia es inferior a las 200 empresas, reportadas recientemente por medios locales. "La cámara de comercio contrató un estudio (sobre el sector de la animación) y se hizo una base de datos de 150 compañías. Pero son compañías que hacen audiovisuales y producción de todo tipo: visualizaciones para arquitectura, para ingeniería, compañías de animación para el tema de educación, animación 2D y 3D para televisión, postproducción para programas de televisión y comerciales, animación para videojuegos…", le dijo a BBC Mundo Smith.

"Es un listado bastante extenso, pero también hay que tomar en cuenta que el 85% de esas compañías no tienen más de cuatro personas", agregó quien además es fundador de la Agremiación de Productores de Animación y Videojuegos de Colombia, que actualmente aglutina a 24 empresas.

Y Jaime López, de Brash3D coincide. "Yo no creo que sean tantas empresas. Pienso que de pronto (el diario) El Tiempo confundió los términos, pues hay empresas que están haciendo animación que son más o menos 200, pero en 3D no son tantas", dijo. "Es una tecnología que recién está entrando al país y no es una tecnología que es fácil de domar. A nosotros nos tomó bastante tiempo, tenemos diez años, y se sigue aprendiendo", explicó.

La tendencia, sin embargo, está marcada, y se explica no sólo por la creciente demanda internacional, sino también por las oportunidades locales. "Se está empezando a despertar mucho la conciencia de la generación de contenidos (en tres dimensiones), porque los televisores 3D ya llegaron, Cine Colombia ya tiene más de 100 salas en 3D, y obviamente esto va a demandar mucho contenido", dijo López.
Y lo mismo piensa el director de "Pequeñas Voces", Jairo Carrillo. "Colombia es de los países latinoamericanos en el que hay más salas (de cine) en digital y en 3D. Eso ha abierto mercado para que se hagan más propagandas en 3D y todo eso", dijo.

¿Un 3D diferente?

Para Juan Manuel Pedraza, sin embargo, la consolidación del sector será sobre todo el resultado de la eclosión de los numerosos proyectos independientes que actualmente están en proceso, muchos de los cuales se benefician de las ayudas estatales para la producción cinematográfica y las industrias creativas. "La gente está haciendo muchos pilotos, a ver que sale", le comentó a BBC Mundo. "Y yo pienso que el fuerte se va a dar en poco tiempo, cuando empiecen a reventar todos estos pilotos", dijo.

Por lo pronto, en el caso del documental "Pequeñas Voces", el uso de la tecnología 3D no es un asunto de moda, sino que responde a un propósito muy claro.

"Queremos que la gente vaya y lo vea. Por eso lo hicimos en 3D. Porque si usted va y comenta que va a hacer una película sobre la percepción de los niños (sobre el conflicto), de pronto la gente no se sentirá muy motivada a ir", le dijo a BBC Mundo Jairo Carrillo. "Pero al ser la primera película en 3D, al utilizar muy buena tecnología, tenemos la esperanza de que la gente colombiana vaya y vea y se sensibilice ante este tema".

"Es la gran apuesta que hacemos, que el 3D pueda contar temas serios y de importancia social. Y que el 3D no solo sea diversión, sino que uno puede contar una historia seria y con una reflexión social", concluyó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?