| 1/4/2012 7:00:00 AM

Colombia alcanzó 108.000 hectáreas de cultivos genéticamente modificados

En maíz las áreas cultivadas crecieron 52% y en algodón 31%, en el país sigue sin cultivarse soya a pesar de contar con la aprobación para los Llanos Orientales. Siguen adelante las investigaciones sobre cultivos de papa transgénicos.

De acuerdo con María Andrea Uscátegui, directora ejecutiva de Agro-Bio, en 2011 los departamento de Antioquia y Cundinamarca debutaron con los cultivos de algodón genéticamente modificado, sin embargo los mayores productores son Córdoba, Tolima, y Cesar. El área total del país alcanzó las 49.334 hectáreas.

Mientras que en maíz las hectáreas llegaron a 59.239 en 2011
, las zonas más activas fueron Tolima, Meta y Valle. Y para el 2011 los nuevos departamentos que empezaron a cosechar con estas condiciones técnicas fueron Vichada y Boyacá.

Los centros de investigación avanzan en los estudios para desarrollar papa con estas características, “ya está en pruebas en campo y se espera que para el 2015 pueda ser liberada comercialmente, tenemos yuca modificada en Medellín y Cali; la Universidad Nacional de Bogotá también adelanta estudios sobre arroz, caña en Cenicaña. La investigación y desarrollo se puede tardar 10 años y la aprobación comercial otros cuatro”, dijo Uscátegui a Dinero.com.

De obtenerse resultados positivos en papa, sería la primera investigación colombiana en esta categoría.

Colombia cultiva y produce comercialmente algodón GM desde 2003, año en el que ocupó un área aproximada de 6.000 hectáreas. Esta cifra subió a más de 37.000 en 2010 y a 49.334 en 2011, todas ellas para el consumo interno.

De acuerdo con la Directora ejecutiva de Agro-Bio en maíz los rendimientos se han aumentado 10% y en algodón 30%.

En el país también hay cultivos aprobados para claveles, rosas y crisantemos de color morado, éstos se exportar mayoritariamente al mercado de Asia.

Según las cifras de 2010, Colombia ocupa el puesto 16 en el ranking global de países con cultivos modificados genéticamente.

Brasil, líder en la región


De acuerdo con los datos publicados por la consultora Céleres 31,8 millones de hectáreas habrían sido sembradas con semillas transgénicas en Brasil durante la cosecha 2011/12 y explica que dicha área, comparada con el período anterior, representa un aumento de 20,9%.

Los resultados del estudio también indican que la soya es el cultivo en el que es más se utiliza la biotecnología. Teniendo en cuenta esto, en total 21,4 millones de hectáreas fueron cultivadas con transgénicos, lo que representa un aumento del 16,7% con respecto a la siembra del año 2010/11. Esa área corresponde a un 85,3% de la superficie total dedicada a la soya.

Por otra parte, el cultivo de maíz tuvo la adopción más rápida de biotecnología, considerando que solo tiene cuatro años después de su adopción en Brasil cuando se aprobó la primera variedad transgénica de dicha gramínea (mayo de 2007). Así, el maíz genéticamente modificado ya representa el 67,3% de la producción total (sumando las áreas de verano e invierno) de los cultivos en 2011/12. Según Celeres, se cultiva en 9,9 millones de hectáreas, con un aumento del 32% sobre la temporada anterior.

En el mundo


Los cálculos oficiales indican que a nivel mundial hay mil millones de hectáreas en 2010. Los países en desarrollo que lideran la producción de cultivos biotecnológicos son China, India, Asia, Brasil, que representan cerca del 40% de la población mundial.

En Estados Unidos hay cultivos de maíz resistente a las sequías y se adelantan estudios para hacerlos más resistentes a las inundaciones, heladas y para cultivarlos en regiones con alta concentración de sal.

Datos completos por departamento - Maíz

maizdeptos

Datos completos por departamento -Algodón
algodosxdptos
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?