| 2/24/2012 7:00:00 AM

Colinversiones aumenta inversión a US$210 millones en 2012

Los recursos serán utilizados para los principales proyectos que desarrolla en el país. Sin embargo, sigue con el “radar” puesto en la región en busca de negocios que le permitan expandirse en el exterior, para lo cual obtendría recursos vía venta de activos por US$230 millones.

El presidente de Colinversiones, Juan Guillermo Londoño Posada, aseguró a Dinero.com que sigue en la tarea de monitorear negocios en países vecinos que le permitan crecer en el exterior.

“Hemos dedicado un buen tiempo a esto, pero no hemos encontrado un buen activo para comprar”, manifestó Londoño.

La empresa cuenta con caja disponible para estos negocios. Así mismo, tiene la posibilidad de “echar mano” de activos (en acciones y bienes raíces) que tiene pendientes para vender. Esto hace parte de una estrategia que empezó hace años en la cual busca enfocarse en el negocio de energía y salir de compañías que no hagan parte de este sector.

“Nos queda por desinvertir US$230 millones. Esto lo haríamos en la medida que encontremos nuevos negocios y tengamos una buena oportunidad”, recalcó Londoño.

Dentro del abanico de posibilidades para buscar recursos también contempla una emisión de bonos o figuras similares. Sin embargo, Londoño dejó claro que no planean en el horizonte inmediato emitir acciones.

Energía en expansión

Londoño destacó la entrada en operación de los proyectos Flores IV y Amaime, debido a que la energía producida por la organización se incrementó en un 10% el año pasado en comparación con 2010, para alcanzar 5.951 GWh, lo que equivale al 10,4% de la demanda total requerida por el mercado colombiano.

Igualmente, resaltó el proyecto Porvenir II, que está localizado en el suroriente antioqueño y tendría una capacidad instalada de generación aproximada de 352 MW.

Este proyecto, junto con Alto Tuluá, Hidromontañitas, Bajo Tuluá y Cucuana, que se encuentran actualmente en construcción, y San Andrés, que está en la etapa de diseños de detalle, permitiría que la capacidad instalada de la organización se incremente en un 26%, para un total de 2.365 MW.

Actualmente, Colinversiones es la cuarta generadora de energía en el país y la quinta distribuidora.

¿Qué pasó con los resultados del 2011?

El directivo explicó que los resultados del 2011 de la empresa son positivos en la línea operacional.

Así mismo, aclaró el impacto que se registró en las ganancias de 2011 que fueron de $152.891 millones, cuando en 2010 habían sido de $258.000 millones.

De esta manera, explicó que en el tema no operacional hay tres elementos no recurrentes que incidieron en la utilidad neta.

El primero y que tiene un mayor efecto es que el 2010 se registraron los dividendos de Epsa como ingresos para Colinversiones por $110 mil millones.

“Esta es una transacción que sólo ocurre una vez en la vida. En el 2011 no los consideramos como ingresos, sino que se trato de una manera diferente en la contabilidad de la empresa, pese a que la caja la seguimos recibiendo”, indicó.

En segundo lugar aseguró que el 2011 fue el primer año de aplicación del impuesto al patrimonio (que tiene vigencia entre 2011 y 2014) y que cambió con la reforma tributaria aprobada por el Congreso de la República en diciembre de  2010.

“Por la manera como se contabiliza la obligación del impuesto, nosotros tenemos la contabilización de la totalidad del tributo de los cuatro años y eso nos generó un gasto de casi $80.000 millones. El efecto por este concepto va a ser menor en 2012, 2013 y 2014”, afirmó.

El tercer elemento a tener en cuenta es que se actualizó un intagible de Epsa, lo que generó una pérdida de $57.000 millones, “pero es única y exclusivamente contable, pues no afecta ni el flujo de dividendos de Epsa hacia nosotros, ni la propuesta de dividendos de Colinversiones”, aclaró Londoño.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?